The Office: actor revela momentos desconocidos de la serie

The Office es una de las series de comedia más recordadas de los últimos años y Dwight K. Schrute es uno de sus personajes más queridos.

En una entrevista para el podcast Office Ladies, conducido por Jenna Fischer y Angela Kinsey, también actrices de la serie, Rainn Wilson, la persona detrás de Dwight, compartió algunos momentos desconocidos de la serie.

El actor comenzó por explicar cómo fue contratado para formar parte de The Office. Wilson se preparaba para trabajar en la serie Slice o’ Life de Janeane Garofalo, sin embargo, esta producción terminó por ser cancelada.

“Llamé a mi agente. Le dije: ‘Me gustaría mucho hacer una prueba para The Office’. Y fui la primera persona en audicionar el primer día”, comentó en el espacio.

“Allison Jones, la directora de casting, me conocía de Six Feet Under y otras cosas. Estaba muy emocionado. Y audicioné tanto para Dwight como para Michael en ese primer día”.

Rainn Wilson en una escena de The Office.

Steve Carell

En la entrevista, Wilson también contó cómo fue trabajar con Steve Carell, el actor que encarnó al personaje principal de Michael Scott.

“Permítanme decir que, ya sabes, cuando miro hacia atrás en ese trabajo con Steve, estoy muy agradecido porque él es, obviamente, como uno de los mejores actores; actores de comedia, pero incluso solo los actores como siempre. Y el hecho de haber podido trabajar tanto con él fue un regalo”, explicó.

En otro momento de la conversación también contó qué objetos se llevó del set donde grabaron The Office:

“Oh, esto me rompe el corazón. Debería haberme llevado mucho más, debería haber desplumado a NBC Universal. Me llevé las gafas de Dwight, me llevé su pequeña placa de escritorio que decía Dwight Schrute. Me llevé su grapadora. Y una o dos cosas más que no recuerdo bien”.

Por último, el actor habló sobre su buena relación con John Krasinski (Jim Halpert):

“La gente siempre me pregunta: ‘¿Cómo mantienes la cara seria? Es como si no mantuviera la cara seria. Me reía todo el tiempo, especialmente John y yo. Nos hacíamos reír mutuamente. Podíamos mirarnos a los ojos y saber que nos íbamos a reír”, finalizó.

Recomendaciones del editor