Skip to main content

El fiasco de Star Wars Galactic Starcruiser: dos reservas para 2023

Disney esperaba que el Star Wars Galactic Starcruiser fuera una de las atracciones más importantes relacionadas con la saga de George Lucas en Anaheim, sin embargo, el crucero no ha pasado una prueba de vuelo aceptable en esta galaxia.

Ubicado junto a Disney’s Hollywood Studios en Walt Disney World, el Starcruiser está estructurado de manera similar a la de un crucero.

Los fanáticos se quedan en cabinas en lugar de habitaciones y disfrutan de buffets, entretenimiento en vivo, actividades a bordo como entrenamiento con sables de luz y puentes, e incluso una «excursión en tierra» a Star Wars: Galaxy’s Edge.

Se anima a los invitados a hacer cosplay y formar sus propias historias de fondo de personajes, así como a interactuar con el elenco de Rodians, Twi’leks y Togrutas de la nave, tanto en persona como en una aplicación.La forma en que los invitados eligen responder en estas interacciones y «misiones» asignadas determina si ayudan a la Resistencia o apoyan a la Primera Orden, culminando en un evento culminante en la última noche de la experiencia.

Sin embargo, sus altos precios, sumado a que la experiencia inmersiva y de elección de historias es un poco claustrofóbica (porque solo puedes estar bajo cuatro paredes), lo ha hecho difícil de vender.

Los precios cuando el Starcruiser abrió a principios de 2022, eran los siguientes: un «viaje» de dos noches para 2 invitados por cabina tenía un precio total de $ 4,809. Para dos adultos y un niño por cabina, las tarifas rondaron los $ 5,300 en total.

El sitio The Direct afirma que hay problemas para vender paquetes turísticos:

«Tiene agendado solo un viaje (que es el equivalente a dos noches) entre enero y septiembre de 2023 está completamente reservado. Como referencia, el Starcruiser alberga 100 cabinas y suites con una capacidad máxima de 502 huéspedes. Informes recientes afirmaron que las ocupaciones han sido bajas, lo que llevó a Disney a reducir las horas de los empleados y el entretenimiento adicional».

Un problema más para Disney, que tendrá que cambiar su fórmula con el crucero.

Recomendaciones del editor