Spotify, codicioso: artistas responden por llamado a producir más

Generar más contenido para obtener más ganancias. Esta fue la particular “solución” que ofreció a fines de julio el CEO de Spotify, Daniel Ek, a músicos y artistas que objetan las políticas de regalías de la plataforma de transmisión de música.

Con menores ingresos en 2020 debido a las cancelaciones de eventos en vivo y giras producto de la pandemia del coronavirus, los artistas han visto en plataformas como Spotify una fuente importante de dólares. Sin embargo, algunos han cuestionado la estructura de pago del servicio, al punto de impulsar una campaña en el Reino Unido (#BrokenRecord).

En una entrevista a Music Ally, Ek desestimó estos cuestionamientos, al punto de asegurar que “cada vez (hay) más artistas que pueden vivir de la transmisión”.

“Lo que suele informarse son las personas que son infelices, pero rara vez vemos a alguien que esté hablando… en toda la existencia (de Spotify) no creo que haya visto a un solo artista diciendo ‘estoy feliz con todo el dinero que obtengo de la transmisión’“, continuó.

A juicio de Ek, existe una “falacia narrativa”, porque “algunos artistas que solían hacerlo bien en el pasado, pueden no (necesariamente) hacerlo bien en este panorama, donde no puedes grabar música una vez cada tres o cuatro años y pensar que será suficiente”.

Según el ejecutivo, “los artistas se están dando cuenta de que se trata de crear un compromiso continuo con sus fanáticos. Se trata de poner el trabajo, sobre las historias alrededor del álbum y sobre mantener un diálogo continuo con tus fans”.

A su juicio, los que “no lo están haciendo bien en la transmisión son predominantemente personas que quieren lanzar música de la forma en que solía ser lanzada”.

Controvertido modelo

Spotify opera en un modelo de pago donde se distribuye un grupo de ingresos mensuales a los sellos y distribuidores de música, que transfieren este dinero a sus artistas. El monto se basa en la cantidad de transmisiones que recibe una canción por mes.

Esto ha alimentado las críticas de que los artistas más grandes tienen una ventaja injusta sobre los actores más pequeños.

La plataforma entrega a los creadores de contenido $1 dólar por cada 229 reproducciones.

La cifra dista de lo que hacen otros actores del mercado, como Tidal, que paga ese monto cada 80 escuchas, Apple Music lo hace cada 136 y Deezer después de 156. El único que supera a Spotify es Youtube Music, con 1,449 reproducciones.

Dura respuesta

Las respuestas de los creadores de contenido a las declaraciones de Ek no se hizo esperar.

Uno de los más duros fue Mike Mills, confundador de la banda estadounidense R.E.M., quien aprovechó su cuenta de Twitter para responder. “Música=producto y debe ser producida regularmente, dice el multimillonario Daniel Ek”, ironizó.

Sin embargo, no fue el único. La banda estadounidense Blow reveló que Spotify les pagó $17 dólares por transmitir 47,000 veces su álbum.

Otros creadores también expresaron su malestar por las declaraciones de Ek.

Recomendaciones del editor