Netflix quiere que veas sus producciones en sus propias salas de cine

En los últimos años, Netflix ha crecido vertiginosamente no solo como el servicio streaming más popular del momento, sino que también se ha convertido en una potencia cinematográfica, con la producción de cientos de películas propias para su plataforma. Sin embargo, no ha logrado tener el respeto que merece de Hollywood.

A pesar de que Netflix tiene planeado lanzar 80 películas originales este año, ha sido bloqueado de los principales festivales y premios otorgados al cine, debido a que cómo estas producciones se muestran solo a través del televisor, no son consideradas “películas reales”

Por eso, para solucionar este pequeño inconveniente, según un informe del LA Times, Netflix quiere comprar algunas salas de cine.

En el 2017, Netflix tuvo un pequeño altercado con los organizadores del Festival de Cine de Cannes, por no querer dejar participar sus obras Okja y The Meyerowitz Stories en el Festival, lo que provocó Netflix decidiera sacar todas las películas del festival de su plataforma.

“Queremos que nuestras películas estén en un terreno justo con todos los demás cineastas”, dijo Ted Sarandos de Netflix a Variety en una entrevista. “Hay un riesgo en que nosotros intervengamos de esta manera y que nuestras películas y cineastas reciban un trato irrespetuoso en el festival. Han marcado el tono. No creo que sea bueno para nosotros estar allí “.

Sin lugar a duda, ser propietario de una pequeña cadena de salas de cine podría impulsar a Netflix a disputar importantes premios. Recordemos que, aunque la producción de Netflix Mudboundes, dirigida por Dee Rees, fue nominada para cuatro Oscars, no ganó. Sin embargo, Netflix consiguió un Oscar al mejor documental con Icarus, que narra el escándalo de dopaje deportivo ruso.

Por otro lado, en 2016, Netflix hizo un trato con la cadena de Florida IPic Theatres para mostrar sus películas en los 15 cines de lujo de la compañía. Seguramente, por esa razón se rumorea que Netflix está interesado en la cadena de teatros Landmark, que es copropiedad de Mark Cuban, el cual, además, ha declarado abiertamente ser un fanático de la programación de Netflix.

Regularmente, Landmark proyecta películas extranjeras e independientes que tienden a llamar la atención de los Oscar, como fue el caso de Beasts of No Nation que fue aclamada por la crítica y se exhibió en los teatros de Landmark en el 2015.

Sin embargo, otras fuentes le han dicho a IndieWire que Netflix no tiene planes actuales de comprar los teatros Landmark.

“Parece que a Netflix le gustaría la idea de que algunas de sus películas pudieran obtener un Oscar u otros tipos de premios de la industria. Están tratando de obtener credibilidad “, dijo el analista de la industria Eric Handler al Times. “Netflix despegó cuando algunos de sus propios títulos fueron nominados para Emmy. Eso le dio credibilidad a lo que están haciendo. Si pueden hacer eso para varios premios, eso puede elevar un poco la plataforma”, corroboró Handler.