Las mejores series británicas en Netflix

En distintos géneros, desde la comedia negra hasta los dramas policiales, las que siguen son algunas de las mejores series británicas en Netflix. No exageramos cuando decimos que, muchas de ellas, están en lo más alto en cuanto a narrativa, originalidad y reconocida calidad. Y es que como sucede con el Nordic Noir, las series inglesas constituyen casi un género en sí mismo.

The Fall (2013)

Te lo decimos aquí y de una vez: The Fall es una de los tres (o cuatro) series de esta lista que debes ver sí o sí. A estas alturas, apostamos a que más de alguien alguna vez te habrá hablado sobre ella, y lo entendemos, porque es buenísima. Lo que no podemos entender es por qué demonios no dejas de hacer lo que ahora estés haciendo y la ves ahora ya.

La inigualable Gillian Anderson interpreta aquí a Stella Gibson, detective de la Scotland Yard que se traslada a Belfast para investigar el crimen de una joven profesional. La personalidad de Gibson es muy espacial, pero lo es aún más la del asesino en serie, responsable de ése y otros crímenes que se sucederán. Paul Spector (el “debutante” Jamie Dorman, y por favor olvidarse aquí de las Cincuenta sombras de Grey) es un cordial Orientador Familiar, casado y modélico padre dos niños que –claro– tiene una doble vida que haría persignarse al mismísimo demonio. Tanto Gibson como Spector son cazadores natos, y ninguno de ellos se detendrá hasta tener sometido al otro entre sus fauces.

Netflix

Macella (2016)

Anna Friel interpreta en esta excepcional serie a Marcella Backland, una agente de la policía de Londres que abandona su trabajo en medio de una investigación sin resolver. Intenta formar una familia “tradicional”, pero vuelve años después, cuando su vida matrimonial se ha hundido, llevándose consigo buena parte de su estabilidad psicológica. Retoma entonces la investigación de ese caso que lleva 11 años sin esclarecerse, con nuevos crímenes que parecen llevar la misma firma de ese asesino misterioso. Para peor, la amante de su exmarido es asesinada, y la misma Marcella sufre de blackouts de memoria que la hacen muy, muy sospechosa. Las dos primeras temporadas giran fundamentalmente en torno a este argumento, con una tercera temporada –estrenada este 2020– que acabará por volarte la mente. Imperdible.

Netflix

Flying Circus de Monty Python (1969)

Monty Python creó y protagonizó esta serie de comedia de sketches que se estrenó en 1969 y continuó durante cuatro temporadas. Con Graham Chapman, John Cleese, Eric Idle, Terry Jones, Michael Palin y Terry Gilliam, te reirás de buena gana con estos sketches centrados en situaciones absurdas, humor observacional y sugerente. Los seis Pythons principales –junto con miembros del reparto de apoyo como Carol Cleveland y Connie Booth– abordarán los problemas de la vida británica con humor y una madurez intelectual insuperable.

Netflix

Crashing (2016)

No confundir con la comedia dramática estadounidense de HBO del mismo nombre que se transmite a través de HBO Max. Esta Crashing británica se emitió originalmente en Channel 4 en 2016. Escrita y protagonizado por la ganadora de varios Emmy Phoebe Waller-Bridge (Fleabag, Killing Eve), esta serie de seis episodios trata sobre seis veinteañeros que viven juntos en un hospital deshabitado. Obtienen un alquiler muy barato, pero a cambio tienen la tarea de cuidar la propiedad y mantener el edificio seguro. A pesar de la fórmula familiar, el escenario inusual y el giro característico de Waller-Bridge –tanto en la escritura como en su personaje– lo hacen todo más interesante y a la vez divertido.

Netflix

Collateral (2018)

Esta serie dramática británica de cuatro partes es un procedimiento policial atípico que sigue la historia de Kip Glaspie (Carey Mulligan), un inspector detective que investiga el asesinato de un repartidor de pizzas que, a poco andar, se convierte en algo mucho más grande. Primera serie original de Sir David Hare para televisión, su reputación lo precedió con un par de nominaciones a los premios de la Academia por The Hours y The Reader, así como un gran éxito como dramaturgo. Coproducida por Netflix y lanzada en 2018, ha sido criticada por su guion algo confuso, aunque sus actuaciones la convierten en un producto que te atrapa desde el inicio.

Netflix

Top Boy (2011)

Con tres temporadas hasta la fecha y una renovación asegurada para una cuarta que debutaría a finales de 2020, este drama criminal británico se desarrolla en una finca ficticia de Summerhouse en Londres, donde un hombre joven y con problemas se involucra en el inframundo criminal de drogas, asesinatos y una intensa lucha por el poder y el dinero. Con la rapera y compositora británica Ashley Walters (Asher D) encabezando el elenco, Leticia Wright (Black Mirror, Black Panther) entre los personajes recurrentes y Drake como productor ejecutivo, ha conseguido una puntuación de 95% en Rotten Tomatoes, y ya te imaginas por qué.

Netflix

Broadchurch (2013)

Este drama criminal británico que se emitió en ITV de 2013 a 2017, se desarrolla en la ciudad ficticia del mismo nombre, siguiendo los pasos del detective de policía Alec Hardy (David Tennant). La premisa desde el principio se centra en la muerte de un niño de 11 años. Elogiada por su escritura, cinematografía y desarrollo de personajes, está también protagonizada por Olivia Colman (The Crown). Sus tres temporadas con 24 episodios te dejarán con ganas de más.

Netflix

The Great British Baking Show (2010)

Llamada The Great British Bake Off en el Reino Unido, esta serie de repostería enfrenta a los aspirantes a pasteleros entre sí mientras hornean recetas clásicas descritas por los anfitriones y jueces, mostrando sus habilidades tanto del lado técnico como creativo. Protagonizada por Mary Berry, Paul Hollywood y Prue Leith como jueces, se te hará agua la boca mientras observas a los concursantes hornear de todo, desde galletas hasta tartas y pasteles elaboradísimos. ¿La parte más extraña (y mejor) de este reality show? La increíble camaradería y buen ambiente que reina entre todos, lo que viene a demostrar que no es necesario incentivar las bajas pasiones ni la falta de educación para conseguir un producto televisivo de la más alta calidad.

Netflix

Peaky Blinders (2013)

Este drama criminal ambientado en Birmingham, Inglaterra, sigue la historia de la familia criminal Shelby después de la Primera Guerra Mundial. La historia es una adaptación libre de la historia de la verdadera pandilla del siglo XIX del mismo nombre, y está protagonizada por Cillian Murphy como el líder Tommy Shelby. Hasta ahora se han emitido cinco temporadas, todas las cuales están disponibles en Netflix. La serie ha sido muy elogiada por su historia y buen ritmo narrativo, con un excelente guion, actuaciones brillantes, e impecable fotorafía.

Netflix

Sex Education (2019)

Lanzada en enero de 2019, este drama británico se ha calificado de sincero y sorprendentemente sabio. Asa Butterfield protagoniza a un adolescente algo desadaptado y ambivalente sobre el sexo, esto en gran parte debido a que su madre (Gillian Anderson) es una eximia terapeuta sexual. Netflix dijo que la serie tuvo más de 40 millones de espectadores después de su lanzamiento; la segunda temporada debutó el 17 de enero de 2020 con un total de 16 episodios que puedes disfrutar ahora mismo.

Netflix

Bodyguard (2018)

Reconocerás al personaje principal de esta serie, Richard Madden, por su papel de Robb Stark en Game of Thrones. Aquí interpreta a un policía y veterano de guerra del ejército británico llamado David Budd, quien sufre de trastorno de estrés postraumático. Está asignado a proteger a la secretaria del Interior, Julia Montague, con quien no está de acuerdo políticamente, lo que genera cierta tensión y ambigüedad moral. La serie ha sido elogiada por sus comentarios sobre el monitoreo gubernamental de la información privada, así como por el tratamiento que realiza del estrés postraumático de aquellos que vuelven de la guerra. De paso, también ha puesto a Madden en la lista de candidatos para ser el próximo James Bond.

Netflix

Sherlock (2010)

Este drama criminal protagonizado por Benedict Cumberbatch, Martin Freeman y Rupert Graves no ha hecho más que fortalecerse durante sus cuatro temporadas. Centrado en la vida del detective Sherlock Holmes y basado en una versión moderna de las historias de Sir Arthur Conan Doyle, Cumberbatch interpreta al personaje principal y Freeman a su compañero, el Dr. John Watson. Si bien la mayor parte de la serie tiene a Holmes en la era moderna, su especial narrativa nos regresa al período victoriano. Con su reparto repleto de estrellas y una cautivadora historia, no sorprende que haya recibido cientos de elogios de la crítica especializada.

Netflix

Lovesick (2016)

Originalmente titulada Scrotal Recall (es verdad: créenos), esta serie comenzó en Channel 4 y se convirtió en original de Netflix para sus temporadas 2 y 3. Sigue a un grupo de amigos que viven juntos en una casa en Glasgow, Escocia, mientras comparten sus hazañas sexuales y –claro– sus muchos errores. Desde enamoramientos secretos hasta diagnósticos de ETS, los episodios se cuentan principalmente a través de flashbacks en la primera temporada, cuando el personaje principal, Dylan Witter (Johnny Flynn), intenta contactar a todas sus ex parejas sexuales después de un diagnóstico de clamidia.

Netflix

Black Mirror (2011)

Si bien Black Mirror finalmente se hizo conocida como una serie “original de Netflix”, la brillante distopía de Charlie Booker se estrenó por primera vez en Channel 4 en el Reino Unido. La mayoría de los episodios analizan los peores escenarios de nuestra relación con la tecnología y la dependencia moderna que tenemos con ella. Con cinco temporadas hasta la fecha, este no es el tipo de serie que podrás ver rápidamente. Lo bueno es que la puedes ver en cualquier orden, y te garantizamos que te quedarás boquiabierto al final de cada episodio.

Netflix

The End of the F***ing World (2017)

Basado en los minicómics de Charles Forsman del mismo nombre, esta comedia oscura sigue la vida de James (Alex Lawther), un joven de 17 años que se cree un psicópata. Se hace amigo de su compañera de clases Alyssa (Jessica Barden), la cual se aferra a él para escapar de su problemática vida hogareña. Charlie Covell, quien escribió la serie, ha dicho que no planea producir una tercera temporada, por lo que sería bueno que le echaras una mirada a las dos temporadas de ocho episodios que han sido elogiadas por su tenso equilibrio entre misantropía y humor.

Netflix

The Inbetweeners (2008)

Una de las series más antiguas de esta lista, esta comedia sobre adolescentes debutó en 2008 y se emitió en tres temporadas, con un total de 18 episodios. Se trata de las desventuras de un adolescente suburbano y sus amigos de la escuela. Se ocupan de cosas típicas de la edad, desde la vida escolar, la verdadera amistad y los encuentros sexuales fallidos. Comparándola con otra serie británica llamada Skins, algunos críticos han opinado que The Inbetweeners ofrece una visión más realista de la aburrida vida suburbana.

Netflix

Extras (2005)

Una comedia de situación centrada en la vida laboral de actores que trabajan como extras y en pequeños papeles en proyectos de televisión, cine y teatro. Creada, escrita y dirigida por Ricky Gervais y Stephen Merchant –quienes también la protagonizan– la serie debutó en 2005 y ahora se pueden ver todas sus temporadas. Gervais interpreta a Andy, un aspirante a actor y comerciante, y su pésimo agente y empleado minorista a tiempo parcial, Darren. Ambas estrellas han dicho que los personajes son parodias exageradas o invertidas de sus propios personajes públicos. Filmada en un estilo de sitcom más tradicional, es una ruptura con el formato habitual de falso documental de Gervais.

Netflix

Call the Midwife (2012)

Ambientada en el East End de Londres a finales de los años 50 y 60, sigue a un grupo de enfermeras parteras mientras lidian con los principales acontecimientos históricos de sus días y de cómo estos afectaron sus trabajos, desde el Baby Boom de finales de los 50, la pobreza, la inmigración de la posguerra, la introducción de gas para aliviar el dolor y los defectos de nacimiento, junto con otros problemas sociales como el embarazo adolescente, la adopción y los abortos espontáneos. El drama de época, que se emitió en la BBC en 2012, se basó originalmente en las memorias de Jennifer Worth, quien trabajó con un convento en Londres. Pero a medida que la serie continuó durante nueve temporadas, se fueron explorando muchos otros temas.

Netflix

Derry Girls (2018)

Dos temporadas se emitieron en Channel 4 entre 2018 y 2019, con una tercera programada para 2020. El escenario es Derry, Irlanda del Norte, donde un grupo de amigos adolescentes van viviendo los conflictos propios de su edad mientras asisten a una escuela secundaria católica. La primera temporada tiene una calificación impresionante de Rotten Tomatoes, y los críticos han elogiado los “encantos irreverentes” y las “caracterizaciones astutas” de sus personajes.

Netflix

The IT Crowd (2006)

Considerada como una serie “de culto” por sus seguidores, esta divertida comedia profundiza en el funcionamiento interno de un departamento de tecnología de la información (IT, por sus siglas en inglés) de una empresa ficticia de Londres. Entre los personajes –exagerados y estereotipados– se incluyen el jefe de departamento que, en realidad, no sabe nada sobre IT, y un técnico gótico que trabaja desde la oscura sala de servidores. La serie –con cuatro temporadas y un especial– se emitió de 2006 a 2013 y fue protagonizada por Chris O’Dowd, Richard Ayoade, Katherine Parkinson y Matt Berry.

Netflix

Get Even (2020)

Cuando un grupo de niñas en edad escolar decide formar un grupo llamado DMG (Don’t Get Mad) para acabar con los matones, obtienen más de lo que esperaban. Un estudiante es asesinado, y le dejan una nota en su mano que dice “DMG”, lo que sugiere que el grupo de chicas fue responsable de su muerte. Este thriller británico para adolescentes –estrenado por primera vez en BBC iPlayer en febrero– es la adaptación de la serie de libros Don’t Get Mad de Gretchen McNeil.

Netflix

Operation Ouch! (2012)

Esta serie educativa tiene como objetivo enseñar a los niños sobre el cuerpo humano, cómo funciona y qué sucede cuando las cosas van mal. Dos médicos gemelos, junto con un tercer médico que se presentó en la quinta temporada, realizan varios experimentos para que los niños aprendan lo que pasa en sus cuerpos. Los niños también pueden seguir los experimentos desde casa. La serie también muestra a los médicos que se unen al personal y a los pacientes en un hospital infantil local mientras responden a las emergencias. Ha habido 10 temporadas hasta la fecha que abarcan de todo, desde los dientes hasta el cerebro humano y las articulaciones, así como temas como por qué se rompen los huesos y por qué el sudor es salado.

Netflix

Inside the World’s Toughest Prisons (2016)

Originalmente estrenada en Channel 5 de Reino Unido, Netflix pronto se fijó en ella y encargó la segunda y tercera temporada de esta fascinante docuserie, dirigida por el periodista Raphael Rowe, quien cumplió 12 años de prisión por un delito del que luego fue absuelto. La temporada 4 comenzó a transmitirse el 29 de julio, llevando a los espectadores a profundizar en cómo es la vida en 12 de las cárceles más complicadas del mundo, tanto desde la perspectiva de los guardias de la prisión como de los propios internos.

Netflix

*Actualizado el 04 de septiembre de 2020.

Más streaming: Amazon Prime | Hulu | Disney Plus |HBO | Netflix

Recomendaciones del editor