Al infinito y más allá: 25 años del estreno de Toy Story

A mediados de los noventa, la empresa que fabricaba las clásicas pizarras Telesketch se encontraba cerca de la bancarrota.

Sin embargo, en 1995 sus ventas se dispararon tanto y tan sorpresivamente, que la firma se terminó salvando de la ruina.

La milagrosa recuperación de la compañía se debe a un hecho histórico en la historia del cine: el estreno de Toy Story, la primera película animada completamente con efectos digitales.

Fue el 22 de noviembre de 1995, exactamente hace 25 años, cuando los asistentes a las salas de cine pudieron maravillarse con la historia que mostraba cómo los juguetes podían cobrar vida y poseer una existencia propia, autónoma.

Y entre esos juguetes, las populares pizarras mágicas de Telesketch.

¿Por qué nos gustó tanto?

Según datos oficiales, el primer largometraje de Pixar recaudó 360 millones de dólares y es posible que su  éxito se sustente en los temas que planteaba.

Si bien era una película animada, estaba dirigida a un público transversal, que consideraba niños y adultos, muchos de los cuales pudieron sentir nostalgia al recordar los juguetes de su infancia.

También, la película proponía interesantes reflexiones acerca de lo nuevo y lo viejo, lo moderno y la tradición y eso podía verse reflejado en la misma confección de la producción.

La imagen muestra a los personajes de Toy Story.

De hecho, en Toy Story trabajaron apenas 110 personas para su proceso de animación, una cifra muy inferior a las 800 personas que desempeñaron la misma labor para El Rey león (1994).

El éxito de la película original también se ha extendido a las otras entregas de la saga: Toy Story 2 (1999); Toy Story 3 (2010) y Toy Story 4, estrenada el año pasado.

Todas ellas han continuado el legado exitoso y han sabido mantener la atención en torno a las aventuras de Woody, Buzz Lightyear y el resto de los juguetes.

También, los encargados de la película han estado conscientes de la renovación de su público y han sabido capturar el interés de los nuevos espectadores, porque quienes se han cautivado con las cintas más recientes, son hijos de quienes asistieron al cine en 1995 para ver por primera vez la Toy Story original.

Para recordar y evocar la nostalgia de esos días hace 25 años atrás, revisemos el tráiler de la película:

Recomendaciones del editor