Ya podrás visitar las esferas de Amazon en Seattle

Hay un área en el centro de la ciudad de Seattle donde no puedes dejar de notar tres gigantescas esferas que brillan bajo el sol. Aunque algunos las describen como una especie de burbujas de cristal, son un recordatorio de que estás en el territorio de Amazon.

Con el simple nombre de Amazon Spheres, o “Esferas de Amazon”, estas estructuras masivas presentan un espacio bajo techo, tipo invernadero, para los empleados de la compañía y sus visitantes. Es algo así como transportarse al Amazonas en medio de una selva de cemento. Los habitantes de Seattle han estado observando de cerca la construcción desde el 2015, y finalmente a principios de este año, su CEO Jeff Bezos las inauguró diciendo: “¡Alexa, abre las esferas!”.

Sin embargo, pese que en un inicio se había anunciado que el área no estaría abierta al público, la compañía ha cambiado de opinión, brindando a lugareños y viajeros la oportunidad de experimentar el interior de esta impresionante construcción. Amazon Spheres abrirá sus puertas todos los sábados, a partir del 21 de abril.

Hasta ahora, los visitantes solo podían ingresar al invernadero gigante durante un recorrido por la sede adyacente de Amazon, o entrar a un área limitada llamada Understory en la base del edificio, como parte de la atracción gratuita “Spheres Discovery“. Este acceso limitado dio lugar a la decepción de muchas personas, pues sólo permitía ver una pequeña porción del edificio que no ofrecía una vista de la vegetación.

Pero ahora, dos meses después de su apertura, Amazon está listo para otorgar acceso completo a sus instalaciones, para brindar a los visitantes interesados ​​una experiencia más inmersiva.

El sitio web de Spheres ahora incluye un sistema de reserva para las visitas gratuitas de los sábados. Los recorridos comienzan cada 15 minutos, a partir de las 10 de la mañana. También encontrarás una página de preguntas frecuentes que explica lo que necesitas saber antes de ir para que tu experiencia sea más placentera. Por ejemplo, los menores de 18 años deben ir acompañados por un adulto, solo se pueden llevar dentro bolsas pequeñas, y, para alegría de los amantes de los selfies, sí se permiten fotografías.

La estructura de acero, hormigón armado y vidrio fue diseñada por NBBJ, y alberga 400 diferentes especies de plantas de 50 países diferentes, para un total de 40,000. Muchas de las plantas provienen en ecosistemas de bosques nublados, que son típicamente frescos y húmedos, como las begonias, las orquídeas y las plantas de aloe. Para imitar estas condiciones, las Esferas utilizan calefacción y enfriamiento radiante en el suelo, ventilación para simular brisas, y vidrios que bloquea los rayos infrarrojos.

Las temperaturas dentro de las esferas promedian alrededor de 72°Fahrenheit (22° centígrados) durante el día y 55° fahrenheit (12.8° centígrados) en la noche. Además, los visitantes que lleguen en horas de la tarde deberían prepararse para terminar con el cabello ensortijado, pues los niveles de humedad aumentan del 60 al 85 por ciento.

Estas son estructuras masivas. Unas 800 personas pueden deambular por las Esferas al mismo tiempo. Los empleados deberán usar sus insignias para obtener acceso y salida, lo que ayudará a Amazon a asegurarse de que nadie se esconda en este paraíso tropical durante todo el día.

Los residentes de Seattle también podrán llevar a sus mascotas, porque existe un área con un parque para perros al aire libre. Si  te interesa visitar las Esferas de Amazon, puedes encontrar más información en su sitio para visitas.