Preocupación en Bélgica por menores que recrean El juego del calamar

De acuerdo con Ted Sarandos, director ejecutivo de Netflix, El juego del calamar podría convertirse en la serie más exitosa de la plataforma.

En poco tiempo, esta producción surcoreana ha desatado la locura entre los más fanáticos. El problema es que esto puede volverse extremo.

En la última semana, las escuelas municipales de la comuna de Erquelinnes, en Bélgica, han tenido que emitir una advertencia debido a informes sobre alumnos que participan en un peligroso desafío inspirado en El juego del calamar.

“Estamos muy atentos para detener este juego malsano y peligroso”, señala el comunicado que fue entregado a los apoderados de los distintos establecimientos.

La imagen muestra una escena de la serie El juego del calamar
Uno de los violentos desafíos que aparecen en El juego del calamar. Netflix.

El juego

Básicamente, lo que los menores hacen es imitar el popular juego “luz roja, luz verde”, que aparece en el primer capítulo de la serie.

Este consiste en desplazarse cuando una muñeca gigante canta y dice “luz verde” y detenerse cuando la luz cambia a roja. Si el participante se mueve cuando no corresponde, muere asesinado de un disparo.

En la versión creada por los menores, el perdedor recibe un puñetazo. Sin embargo, las autoridades temen que el nivel de violencia y agresividad de estos juegos aumente.

Por eso piden a los padres que sus hijos “sean conscientes de las consecuencias que esto puede provocar”.

Por el momento, ni la producción de la serie ni los ejecutivos de Netflix han comentado sobre esta situación.

En tanto, las autoridades académicas mencionaron que seguirán monitoreando el comportamiento de los estudiantes para evitar que este tipo de juegos violentos continúe.

Recomendaciones del editor