Skip to main content

Los 5 aspectos que más nos gustaron de The Batman

The Batman de Matt Reeves por fin llegó a los cines. Y si bien para muchas personas esta cinta no está al nivel de The Dark Knight de Christopher Nolan, la versión Reeves es una obra magistral por derecho propio, la cual nos cuenta una historia llena de tormento y venganza con un espíritu que recuerda al pesimismo noventero.

Este filme protagonizado por Robert Pattinson, Jeffrey Wright, Zoë Kravitz y Paul Dano tiene la capacidad de ser un verdadero deleite audiovisual para cualquiera que se siente a verla. Además, es una de las mejores películas de Batman y de superhéroes en general. ¿Por qué? Aquí tienes unas cuantas razones. Estos son los cinco aspectos que más nos gustaron de The Batman.

Nota: este artículo no contiene spoilers explícitos, pero su contenido sí te puede dar una idea de lo que ocurre en la película.

Una representación de Batman nunca antes vista en el cine

La historia de origen de Batman es ampliamente conocida por los fanáticos de la franquicia, y la hemos visto en Batman Begins y Joker. En la extensa saga, también nos han mostrado a un Batman altamente competente y a un Bruce Wayne como un multimillonario empresario y filántropo que llega en helicóptero y acompañado de modelos a las fiestas de los ricos.

Pero en The Batman se muestra al personaje como un vigilante que lleva solo dos años protegiendo a Ciudad Gótica del crimen. Por lo tanto, es muy inexperto y comete muchos errores, pero es alguien que está dispuesto a recibir ayuda, como la de Jim Gordon (Jeffrey Wright) y Selina Kyle (Zoë Kravitz).

Además, vemos que no ha logrado sobrellevar la muerte de sus padres y que busca comprender el confuso pasado de su familia. Es decir, se trata de una versión más sensible del Caballero de la Noche y no solo de un tipo que patea traseros de mafiosos y psicópatas.

Batman se siente vulnerable y tiene miedo de perder a quienes lo han acompañado, por lo que la postura fría y el carácter impenetrable que acostumbramos ver en él se va perdiendo a medida que avanza la película. Aquí somos parte del proceso más humano que experimenta Batman.

Por otro lado, la versión de Robert Pattinson es posiblemente la más fiel al personaje de los cómics. Los principios, los valores, los miedos y la personalidad que caracterizan al protagonista están representados adecuadamente en esta película.

También cabe mencionar que Pattinson y Reeves han dicho que para Batman se inspiraron en Michael Corleone (Al Pacino) de la saga The Godfather y Kurt Cobain de la reconocida banda de grunge Nirvana y, en realidad, tiene sentido. Curiosamente, las tres figuras son hombres jóvenes que encontraron una gran riqueza a una corta edad mientras buscaban su propia identidad, además de albergar una oscuridad ligada a la familia dentro de ellos.

Una versión más contemporánea del Acertijo

La versión del Acertijo de Paul Dano es la más interesante que hemos visto. Si piensas en el personaje probablemente lo recuerdas como a alguien bastante colorido y extravagante, como la versión de Jim Carrey. Pero en The Batman aparece como un ciudadano de bajo perfil.

En esta película Reeves hizo una versión mucho más contemporánea del Acertijo, el cual es una mente maestra que cuenta con conocimientos tecnológicos, se mueve en la parte más oscura de internet y es una especie de influencer. De esa manera, el Acertijo es capaz de que mover a un amplio grupo de personas.

Con sus discursos enérgicos en las redes sociales y la premisa de que el mundo está en su contra —algo que, en la actualidad, es posible ver en internet— invita a los ciudadanos de Gotham City a destapar las mentiras, la corrupción y a purgar a quienes no han hecho su trabajo arreglando la ciudad, pero todo mediante una violencia supuestamente justificada.

Al establecer el terror en las calles, el Acertijo logra tener a toda Ciudad Gótica en la palma de su mano, incluyendo a los policías y a Batman hasta que, como suele ocurrir con los villanos, en algún momento baja la guardia.

La poderosa banda sonora de Michael Giacchino

The Batman | Michael Giacchino | WaterTower

La banda sonora original de The Batman, a cargo del compositor Michael Giacchino, es grandiosa, y el tema principal, que se titula igual que la película, es una pieza que probablemente va a resonar en tu cabeza incluso varios días después de verla.

La parte más memorable de la pista de casi siete minutos se siente como si estuviera en un poderoso crescendo casi constante, siendo capaz de poner tensa a la audiencia y crear la sensación de que algo peligroso está por venir.

La banda sonora, compuesta de 29 pistas, logra transmitir la gravedad de lo que está ocurriendo y el rango emocional de la película. Sin ella, The Batman sería solo una historia de un cosplayer que pelea con criminales. Pero con su magnífico acompañamiento musical, se transforma en una cinta sobre una persona que debe enfrentar su legado, sus miedos y el día a día en una ciudad en la que la tragedia abunda.

En caso de que “Giacchino” no te suene, debes saber que este compositor trabajó en los videojuegos Medal of Honor y Call of Duty, la serie Lost y las películas de Pixar de Brad Bird, como Up, The Incredibles y Ratatouille.

Por otro lado, The Batman tiene una serie de canciones que quizás hayas oído antes y que son un tremendo aporte para la cinta. Las más notables son “Something in the Way” de Nirvana y “Ave Maria” de Franz Schubert. La primera acompaña a Batman entregando una sensación devastadora y melancólica, y la segunda sigue al Acertijo, pues tiene que ver con su atormentado pasado.

La bella cinematografía de Greig Fraser

Batman - Trailer Oficial

Para la cinematografía de The Batman, Matt Reeves trabajó con el director de fotografía Greig Fraser, quien estuvo involucrado en películas como Rogue One, Foxcatcher y la serie The Mandalorian. Además, actualmente está nominado al Óscar por su cinematografía en Dune.

Durante el desarrollo de la película, el mayor desafío que tuvieron que enfrentar los cineastas fue transmitir el carácter nocturno y sombrío de Batman y de Ciudad Gótica, tanto literal como metafóricamente. Pero lograron su objetivo.

Los profesionales encontraron el equilibrio adecuado entre la oscuridad y la claridad, con un gran trabajo de iluminación. De hecho, el proceso fue tan meticuloso que Reeves dio una instrucción especial a los cines para que la película se viera lo mejor posible en las salas.

Siendo en gran parte una película de cine negro, la película tiene principalmente escenas nocturnas. Y gracias al trabajo de Reeves y Fraser, Ciudad Gótica se siente realmente como la presentan en los cómics: un lugar desolado con un crimen desmedido, pero con una pequeña luz de esperanza. De esa manera, el mundo que nos muestran se siente tan vivo como Batman y el resto de los personajes que habitan la ciudad.

Es una película que puede atraer a cualquiera

No es necesario ser aficionado a los cómics o a Batman para disfrutar esta película. Se puede apreciar incluso por otros aspectos artísticos, como la fotografía o la banda sonora. Por otro lado, lo atractivo de The Batman es que, si bien es una cinta de superhéroes, también es de cine negro con elementos de suspenso.

Si dejamos de lado todas las escenas de combate (que son geniales), la película gira principalmente en torno a los actos horrorosos que ejecuta el Acertijo, y el objetivo es que Batman, con la ayuda de Gordon, resuelva las turbias adivinanzas y descubra la identidad del asesino serial.

Por esa razón, y por la atmósfera tensa llena de terror psicológico que entrega, la película recuerda bastante a las cintas de David Fincher Seven y Zodiac. Esta última, de hecho, se basa en el asesino del Zodíaco, quien sirvió de inspiración para el personaje del Acertijo.

A pesar de tener una duración de tres horas, The Batman no aburre; es capaz de mantener a cualquiera enganchado en el misterio que engloba a la trama. En otras palabras, es una buena película en general, no solo una buena cinta de Batman, y probablemente será una pieza de arte que se mantendrá como tesoro cinematográfico por décadas.

Recomendaciones del editor