¿Por qué el ‘copy-paste’ está de duelo en el mundo?

Larry Tesler

Lawrence Gordon Tesler. Es posible que este nombre ahora mismo no te diga nada, pero se trata de una de las personas que más influencia ha tenido en tu vida y que ha conseguido ahorrarte innumerables horas de trabajo. Sí, Larry Tesler nos ha dejado a la edad de 74 años y, sobre todo, queda tras de sí un legado imborrable al ser el responsable de haber creado una de las funciones más utilizadas y prácticas: la función copiar-pegar (copy-paste). Ahora lo ves como algo habitual, pero este genial gesto de pulsar una secuencia de teclas para seleccionar, copiar o cortar y pegar un texto, tuvo un origen y fue la consecuencia de una idea brillante.

Para entenderlo en su contexto, viajamos en el tiempo a 1975, el pleistoceno de la computación personal y entramos en el Xerox Park en la ciudad californiana de Palo Alto. Ahí, un equipo de ingenieros está trabajando en un innovador proyecto bautizado como Gypsy y que posteriormente daría forma a gran parte de los sistemas que hoy en día utilizamos a diario. Entre ellos se encuentra Larry Tesler y todos trabajan en una interfaz mediante la cual se pueda lograr la magia del Wysiwig (lo que ves, es lo que obtienes), o lo que es lo mismo, lograr que la computadora ejecute acciones mediante una entrada visual en la pantalla y las reproduzca.

Steve Jobs quedó deslumbrado

A mediados de los 70 las computadoras eran bestias almacenadas en habitáculos que ejecutaban comandos introducidos mediante una secuencia de caracteres, y este equipo entendió que sería mucho más sencillo e intuitivo que una interfaz gráfica fuera lo único que separara al hombre de la máquina. Fruto de este esfuerzo, que no dejaba de ser un proyecto experimental y sin visos de viabilidad en Xerox, nació el Xerox Alto, la primera computadora de la historia basada en una interfaz gráfica. Y es aquí donde entra en juego Steve Jobs.

El genial cofundador de Apple llevó a cabo su histórica visita a Xerox en 1979, donde, en compañía de Tesler, le fue presentado el anecdótico proyecto de la compañía. El resto, como bien sabes, es historia y fue la semilla de lo que hoy es Apple y, por extensión, el resto de la computación y telefonía. Larry Tesler, como te hemos apuntado, era uno de los presentes y corresponsable del trabajo que se estaba llevando a cabo y pronto acabó engrosando las listas de empleados de Apple.

El comando ‘copy-paste’ creado accesoriamente a Gypsy por Tesler resolvía de una forma limpia y eficaz un gran dilema en la edición de textos: ¿cómo trasladar una palabra o frase de un lugar a otro en el documento? Ahora lo hemos asimilado como algo natural, pero fue Larry Tesler quien dio vida a una secuencia que transformaría, para siempre, el mundo de la tecnología. Posiblemente sin demasiado brillo ni mérito, Tesler nos ha dejado como otros tantos genios, con la humildad y satisfacción de haber creado algo que les parecía útil y coherente. Descanse en paz.

Recomendaciones del editor