NVIDIA GTX 1650 vs. GTX 1650 Super: la batalla de las tarjetas más baratas

¿GTX 1650 vs. GTX 1650 Super? Luego de que NVIDIA lanzara a la venta la serie GTX 10 de sus tarjetas de video, no pasó demasiado tiempo hasta que aparecieron las ediciones Super, que son algo así como un pequeño refresco de las versiones de base, pero sin ser completamente algo de nueva generación. En particular, la GTX 1650 Super se lanzó al mercado apenas siete meses después de la GTX 1650 estándar.

Como el resto de tarjetas con el mismo apellido, la GTX 1650 Super incluye varias mejoras respecto a su hermana mayor. Sin embargo, en febrero de 2021, el precio de ambas se ha ido a las nubes, tanto así que ya ni siquiera es posible considerarlas dentro del segmento de las tarjetas baratas.

A continuación, queremos darte un pequeño repaso de las diferencias y similitudes existentes entre la GTX 1650 y la GTX 1650 Super, comparando algunas de sus características y las diferencias que traen consigo.

Precio y disponibilidad

La GTX 1650 salió a la venta en abril de 2019 por un precio de $150 dólares. En febrero de 2021, estas tarjetas se pueden encontrar a la venta por el doble de precio o más, y la más barata que hemos visto es una versión de MSI por $300 dólares; su precio original a finales de 2019 fue de $169 dólares.

La GTX 1650 Super debutó el 22 de noviembre de 2019 por $160 dólares. Ya no existen las ediciones Nvidia Founders, por lo que la única opción es conseguir una de las que producen otros fabricantes. Al igual que con la GTX 1650, la falta de stock ha hecho que los precios se eleven más allá de lo apropiado y eso se refleja en que hoy estas tarjetas cuestan alrededor de $350 dólares.

Ahora bien, el aumento de precios de las tarjetas de video en 2021 ha sido transversal. Casi todos los modelos tienen falta de stock, en particular las nuevas RTX 3080. En cambio, tarjetas de $350 dólares como la RTX 3060 Ti están llegando nuevamente a las tiendas de manera constante, aunque las pocas unidades que aparecen se venden de inmediato.

Y claro, no hay un reemplazo para la GTX 1650 o la 1650 Super con precios cercanos a los $150 dólares. Por lo tanto, no te recomendamos pagar más dinero que dicha cantidad por alguna de estas tarjetas, sobre todo si se tiene en mente que el problema de stock de los modelos más nuevos se solucionará con el paso del tiempo.

Rendimiento

La GTX 1650 Super tiene un nombre muy similar a la GTX 1650, pero aquello es más que nada un asunto de marketing ya que, en cuanto a especificaciones, la 1650 Super es una tarjeta de video muy diferente. Para empezar, tiene bastantes más núcleos CUDA que la 1650, además de una mayor velocidad de reloj y una memoria un 50 por ciento más rápida.

GTX 1660 GTX 1650 Super GTX 1650
GPU TU116 TU116 TU117
Núcleos CUDA 1,408 1,280 896
Reloj base 1,530 MHz 1,530 MHz 1,485 MHz
Reloj en overclock 1,785 MHz 1,725 MHz 1,665 MHz
Memoria 6GB GDDR6 4GB GDDR6 4GB GDDR5
Velocidad de memoria 8 Gbps 12 Gbps 8 Gbps
Ancho de banda 192 GBps 192 GBps 192 GBps
TDP 120 w 100 w 75 w

NVIDIA le agregó a la 1650 Super una memoria GDDR6 más rápida que la que se encuentra en la 1650 o la 1660. Y debido a eso, esta tarjeta tiene un mayor ancho de banda, aún cuando su bus de memoria es más pequeño. También viene un reloj de base más rápido, aunque la diferencia más importante está en el aumento de un 42 por ciento en los núcleos CUDA. Y toda esta combinación de factores resulta en un aumento de rendimiento notorio en relación a la GTX 1650.

Y ese aumento en números y especificaciones se traslada a la práctica. Ya que en juegos en los que la GTX 1650 no tiene un rendimiento muy bueno, la GTX 1650 Super termina muy por encima. Por ejemplo, en las pruebas de TechPowerUp en títulos como Metro Exodus, vemos que la 1650 Super alcanza un rendimiento mayor al de la RX 580 de AMD. En The Witcher 3, la 1650 Super tiene prestaciones similares a la de la RX 590, mientras que la GTX 1650 estándar se queda por detrás de la RX 570 de AMD o la GTX 1060 de 3 GB de memoria.

Las pruebas de TechSpots dieron resultados similares: la GTX 1650 Super es una muy buena tarjeta de video para jugar a 1080p, que no tiene problemas para alcanzar una tasa de 60 cuadros por segundos en ciertos juegos. Los números recopilados por Hardware Unboxed muestran que, a lo largo de 17 juegos distintos, el rendimiento de la GTX 1650 estándar termina por debajo de la GTX 1060 y la RX 570, mientras que la GTX 1650 Super llega a números similares a la muy superior RX 580 de AMD.

Esto último hace que las tarjetas de gama baja de NVIDIA sean muy competitivas en general, sobre todo si se les aplica overclock: en ese caso, se puede llegar a un rendimiento similar al que se consigue en la GTX 1660, que cuesta unos cuántos dólares extra.

¿Y el ray tracing?

Tanto la GTX 1650 como la GTX 1650 Super son técnicamente capaces de soportar ray tracing, gracias a que NVIDIA expandió algunas funcionalidades que hasta entonces eran exclusivas de la serie RTX 20. Aún así, ninguna de las 1650 –estándar y Super– tienen los núcleos físicos necesarios para los cálculos matemáticos que permiten el trazado de rayos.

En general, dentro de la serie GTX 10 de NVIDIA, solo la GTX 1080 Ti es capaz de soportar ray tracing a un nivel aceptable, por lo que si compran una GTX 1650 o GTX 1650 Super deben saber que el trazado de rayos no va a ser una opción. De todas formas, en los juegos que lo soportan sí se puede activar a modo de curiosidad, pero lo más probable es que las tasas de cuadros por segundo sean tan bajas que la experiencia termine siendo injugable.

Por otra parte, lo bueno es que estas tarjetas sí tienen soporte para otras funciones de NVIDIA como ser el soporte para efectos de postprocesamiento incluídos con la suite de GeForce Experiencie, además de estar preparadas para NULL (NVIDIA Ultra Low Latency), una función de latencia ultrabaja que es muy útil en el ambiente de los juegos competitivos.

La 1650 Super es la nueva 1650

Hoy en día los precios de ambas tarjetas están tan altos que no tiene mucho sentido comprar ni la GTX 1650 ni la GTX 1650 Super. Entre las dos, eso sí, la segunda es muy superior a la primera en capacidades de rendimiento, pero no vale la pena pagar el doble de su precio original.

Si se toma en cuenta la disparidad de potencia y rendimiento entre ambos, es tiempo de que NVIDIA aplique una buena reducción de precio a la GTX 1650 estándar, para que así sea competitiva y esté a la par (en precios) de otras tarjetas de gama baja como la RX 560 de AMD.

Y por lo mismo, es difícil justificar la compra de ambas en 2021, sobre todo porque los juegos están siendo cada vez más exigentes en cuanto a potencia. Y las nuevas tarjetas tanto de NVIDIA como de AMD, incluyendo las de gama media, son cada vez más potentes.

Recomendaciones del editor