Ni bien se lanzó el primero, ya se estaría planeando un Motorola Razr 2


Motorola acaba de presentar su primer teléfono plegable, el Motorola Razr, que no solo toma prestado el nombre del icónico Razr V3, sino que también evoca su diseño clásico. El Razr se dobla verticalmente, plegando la parte superior de la pantalla sobre la inferior, dejando una protuberancia que sobresale para quedar al ras de la pantalla doblada. Pese a ser un equipo prácticamente recién salido del horno, es probable que la compañía ya esté estudiando la posibilidad de un sucesor. Esto es todo lo que sabemos sobre el Motorola Razr 2.

Según una patente descubierta por Let’s Go Digital, el Motorola Razr 2 está siendo desarrollado y podría lucir impresionantes ocho sensores táctiles en sus costados.

Esos sensores podrían ser muy útiles para usar el teléfono a diario y funcionarían de manera diferente, dependiendo de si el teléfono está abierto o cerrado. Por ejemplo, cuando está abierto, podrían servir para lanzar algunas de tus aplicaciones más utilizadas, y cuando se cierran, pueden usarse para activar funciones como el Asistente de Google. Según Let’s Go Digital, la combinación de sensores táctiles podría permitir 20 funciones y gestos diferentes.

motorola razr patent touch sensors

El dispositivo no sería el primero en ofrecer sensores táctiles a lo largo de los bordes del teléfono. HTC y Google han lanzado teléfonos que pueden activar el Asistente de Google cuando aprietas los bordes, aunque esta función no es tan avanzada como podrían ser los sensores táctiles del próximo Razr. Por supuesto, tener ocho sensores táctiles a los lados de los teléfonos podría presentar algunos problemas. Por ejemplo, sería fácil activar accidentalmente los sensores sosteniendo el teléfono, pero es algo que de seguro se tomará en cuenta en el desarrollo del proceso.

La patente muestra algunas otras características que el sucesor del Razr podría ofrecer. Por ejemplo, tiene un sensor de huellas digitales en la pantalla, un poco más avanzado que el situado en el borde inferior del actual Razr. Dicho esto, la ubicación haría imposible usar el sensor cuando el teléfono está cerrado, lo que significa que Motorola puede tener que incluir dos sensores si quiere ofrecer una funcionalidad decente en la pantalla secundaria exterior.

Por supuesto, como con cualquier solicitud de patente, no hay ninguna garantía de que esta tecnología vea la luz.

Recomendaciones del editor