El Cat S61 es el primer Android que es tan costoso como el iPhone X

A solo días del Mobile World Congress de Barcelona, donde se espera ver una serie de nuevos dispositivos, una empresa sorprendió presentando hoy su primer teléfono inteligente para este año. Se trata del Cat S61, un resistente dispositivo con funciones que no son comunes en smartphones, como una cámara de imagen térmica y un sensor de calidad del aire interior, y que llega como sucesor del Cat 60.

Si no recuerdas el teléfono Cat S60, fue el primer teléfono inteligente del mundo con una cámara termográfica en la parte posterior. No un aparato que la mayoría de nosotros normalmente utilizaría, pero el teléfono resultó ser increíblemente bien recibido por quienes forman parte de una gran variedad de industrias, como plomeros, guardias de seguridad y veterinarios. Más que solo un teléfono, es una herramienta de trabajo.

Ahora, en el nuevo Cat S61, parece que el fabricante de teléfonos Bullitt Group ha tomado en cuenta las opiniones de las principales industrias que usan -o estaban interesados- ​​en el S60, e integraron tres de las nuevas características más deseables en este nuevo dispositivo, además de mantener una cubierta a prueba de golpes y agua, y el refuerzo de Gorilla Glass para la pantalla.

La cámara de imágenes térmicas, fabricada por los expertos de Flir, continúa presente en este nuevo dispositivo, y aunque el sensor de Lepton es el mismo que en el S60, el software ha sido rediseñado y actualizado. Es más fácil de usar, pero lo más importante es que la resolución de la imagen térmica ha aumentado.

La utilidad de la cámara termográfica del S61 podría continuar siendo aprovechada por varias industrias. Por ejemplo, en el campo de la mecánica de automóviles, donde las temperaturas de funcionamiento de un motor a menudo son mucho más altas que 120 grados. Por otra parte, los veterinarios, especialmente los que trabajan con caballos, han utilizado la cámara para identificar las hinchazones internas cuando las herraduras se han ajustado incorrectamente.

La capacidad de la cámara para ver zonas activas hasta a 30 metros de distancia también ha ayudado a los guardias de seguridad, ya que usan el teléfono para escanear áreas hacia donde su perro guardián está ladrando, sin la necesidad de usar una linterna. Una mayor capacidad de detectar temperaturas y más claridad visual, que están presentes en el nuevo S61, aumentarán la utilidad del dispositivo.

Otra función incorporada es el sensor de calidad del aire Sensirion, que alerta de la presencia de altos niveles de contaminantes del aire interior en la forma de compuestos orgánicos volátiles (VOC), que podrían provenir de pinturas, solventes, alfombras, muebles y productos de limpieza. El sensor también lee los niveles de humedad y temperaturas.

También tiene una herramienta de medición de distancia, asistida por láser, que permite medir distancias de hasta 10 metros. Los datos se guardan dentro de la imagen, y se pueden realizar otras mediciones sin volver físicamente al lugar original.

Dado que la tecnología distintiva es lo que hace que el Cat S61 sea especial, está claro que el teléfono está diseñado con casos de uso específicos en mente. Cualquiera que tenga en miras a un Samsung Galaxy S9 probablemente no considerará un Cat S61, pero si has considerado un Galaxy S8 Active, entonces el Cat S61 podría ser una gran alternativa.

El teléfono Cat S61 tendrá un costo de $999 dólares cuando se lance en el segundo trimestre del año.

Recomendaciones del editor