Patentan un iPhone demasiado extraño para ser verdad

Dicen que siempre lo antiguo se vuelve a poner de moda y que por algo las tiendas de antigüedades sobreviven en nuestros días. De seguro, si un teléfono como el que se acaba de patentar hubiera existido en los tiempos del Imperio Romano, varios emperadores lo habrían querido.

Porque Apple sacó una patente para un iPhone enrollable. Sí: leyó bien, como aquellos viejos pergaminos que se doblaban para luego ser guardados de forma cilíndrica.

Todo fue descubierto por Patently Apple, quienes describen un dispositivo flexible que se podría enrollar hacia sus costados e integrándose en unas cubiertas que serían transparentes e incluso con contenido que se podría ver mientras esté cerrado.

Según la publicación, este iPhone “se enfoca en un dispositivo desplazable con una pantalla flexible que envuelve uno o más rodillos. En una posición almacenada, la pantalla flexible puede enrollarse alrededor de un rodillo de almacenamiento. Se pueden usar rodillos de despliegue opcionales para ayudar a desplegar la pantalla a medida que la pantalla se saca de la carcasa. Una pantalla flexible puede verse a través de una ventana de carcasa transparente antes y después de que la pantalla flexible se extraiga de la carcasa”.

apple enrollable

Lo importante de todo este nuevo sistema: ¿cómo funcionan los “pergaminos”?

Según la patente, se establece que “los miembros de soporte bi-estables alargados pueden correr a lo largo de los bordes de la pantalla o pueden solaparse por un área activa central de la pantalla para ayudar a endurecer y soportar la pantalla en su posición extendida. Los imanes se pueden usar para sesgar hacia afuera las estructuras de soporte biestables montadas en el borde y, por lo tanto, ayudan a evitar que una pantalla flexible enrollada se arrugue”.

Por otro lado, este iPhone enrollable tendría una primera superficie con una matriz de píxeles y una segunda superficie opuesta que haría las veces de capa protectora y cubierta externa cuando “la pantalla flexible se superpone a la pantalla táctil”.

La patente concedida por Apple 10,602,623 fue presentada originalmente en el cuarto trimestre de 2017 y publicada hoy por la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

Recomendaciones del editor