Te enseñamos cómo limpiar los AirPods paso a paso

¿Tus adorados AirPods se ensucian con facilidad? Así es como puedes limpiarlos

Los AirPods son los audífonos inalámbricos más omnipresentes y populares del mercado, y con el lanzamiento de los AirPods Pro, la gama ha crecido hasta consolidarse como unos de los mejores audífonos inalámbricos true wireless disponibles. Más allá de ser completamente inalámbricos, los AirPods cuentan con una serie de características de alta gama, desde la integración con Siri hasta la cancelación activa de ruido que encontrarás en los AirPods Pro. En pocas palabras: han ayudado a revolucionar la forma en que se escucha la música y han hecho que sea más fácil que nunca disfrutar de tus canciones o podcasts favoritos mientras viajas. Pero por desgracia y debido a su uso, se ensucian con bastante facilidad. ¿Sabes cómo limpiar los AirPods correctamente? Pues lo que sigue te va a interesar.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que el método más adecuado para limpiar los AirPods no el mismo que llevarías a cabo en otros audífonos: no debes usar jabones, champús o mucho líquido al limpiarlos, ya que podrías dañar los audífonos. Para limpiarlos debes seguir estos sencillos pasos:

Cómo limpiar tus AirPods o AirPods Pro

Paso 1: humedece ligeramente un paño suave, seco y sin pelusa.

Paso 2: Limpia el cuerpo del dispositivo teniendo cuidado de evitar la malla de la bocina.

Paso 3: usa un hisopo de algodón seco para limpiar el micrófono y las mallas de las bocinas.

Paso 4: déjalos secar antes de colocarlos en el estuche de carga o de ponértelos en las orejas.

cómo limpiar los AirPods

Cómo limpiar los adaptadores de los oídos de los AirPods Pro

Paso 1: Si se ha acumulado agua en el adaptador, golpea el AirPod sobre un paño suave, seco y sin pelusa con la abertura del adaptador hacia abajo para retirarla.

Paso 2: retira los adaptadores de cada AirPod y enjuaga cada punta con agua. Recuerda la advertencia anterior: no uses jabón u otros limpiadores domésticos.

Paso 3: limpia cada adaptador con un paño suave, seco y sin pelusas. Espera a que los adaptadores se sequen por completo antes de volver a colocarlos en cada AirPod.

Paso 4: Coloca de nuevo los adaptadores en cada AirPod; tienen una forma ovalada, así que asegúrate de alinearlos correctamente antes de volver a hacer clic.

¡Esto es todo! Lo más importante a tener en cuenta es usar la menor cantidad de líquido posible. Ahora, ya puedes pasearte con los AirPods más limpios del vecindario.

Recomendaciones del editor