¿Se viene la MacBook negra absorbente de luz?

Los más puristas quizás nunca se imaginarían una MacBook en color negro, para ellos el prístino tono blanco o gris debe predominar por los siglos de los siglos. Sin embargo, cada vez son más grandes los rumores que apuntan a la dirección contraria a la tradición de Apple.

Una reciente patente demostró que los de Cupertino están trabajando en lograr esa tonalidad completamente negra, que además contribuyera a la mayor absorción de luz.

La misma compañía comentó porqué hasta ahora ha sido sumamente difícil conseguir ese tono:

«Los recintos para dispositivos electrónicos portátiles pueden incluir una capa anodizada que se puede teñir en diferentes colores para mejorar su atractivo cosmético para los consumidores. Sin embargo, ciertos colores son mucho más difíciles de lograr que otros. En particular, los intentos de los fabricantes de dispositivos electrónicos de consumo para lograr un verdadero color negro se han quedado cortos. De hecho, los mejores intentos han obtenido solo un color gris oscuro. Un desafío para lograr un verdadero color negro es que el metal anodizado puede tener un acabado de hilo relativamente alto, que es capaz de reflejar de manera especular grandes cantidades de luz visible […]», comentan en el departamento de registro de patentes de EEUU.

Sin embargo, no se dan por vencidos y creen tener la fórmula para lograr el ansiado negro puro.

«La superficie anodizada grabada de los recintos que tiene características de captura de luz (también denominadas características de absorción de luz) es capaz de absorber generalmente casi toda la luz visible que incide sobre ella. Además, cualquier luz visible que no sea absorbida por las funciones de captura de luz se refleja de manera difusa por las funciones de captura de luz. Como resultado, la parte anodizada grabada se caracteriza por tener un acabado mate de bajo brillo. El acabado mate de bajo brillo combinado con partículas de color negro infundidas dentro de los poros son capaces de ocultar las geometrías superficiales de la superficie externa».

Recomendaciones del editor