Apple exhibe a Facebook y los datos que almacena WhatsApp

Facebook se convirtió en la primera gran compañía exhibida por Apple con sus nuevas Privacy Labels o etiquetas de privacidad, unas fichas que desde diciembre pasado se incluyen en las páginas de las aplicaciones disponibles en la App Store.

Las fichas son un esfuerzo por informar de manera sencilla a sus usuarios cuáles son los datos que recolectan las aplicaciones que utilizan, y a juzgar por la observación hecha por el analista en ciberseguridad Zak Doffman, la situación no pinta favorablemente para Facebook y sus servicios de mensajería WhatsApp y Messenger.

La situación es clara, basta ver una comparativa entre los datos que recolectan las aplicaciones Signal, iMessage, WhatsApp y Messenger, pero el problema —considerarlo así depende de cada usuario— va más allá, según explica Doffman en un artículo publicado en Forbes.

Tabla comparativa de los datos almacenados por Signal, iMessage, WhatsApp y Messenger en iOS

“A quién conoces, con quién te mensajeas, cuándo y con qué frecuencia. Son estos metadatos los que impulsan la minería de datos en Facebook. Y es por esto que hay tanto nerviosismo sobre Facebook y sus planes para WhatsApp de monetizar a sus usuarios integrando sus perfiles con sus otras plataformas”, dice Doffman.

Al final, todo se resume a todas y cada una de las fuentes de información —o datos— con las que Facebook construye un perfil comercial de cada uno de sus usuarios. Visto desde la óptica de Doffman, Facebook no necesita leer tus mensajes de WhatsApp en los que dices que quieres unos Adidas nuevos. Basta con cruzar los datos entre tu historial de navegación, tu ubicación, tu historial de compras y tus likes en Instagram para ofrecerte un anuncio increíblemente preciso en Facebook.

¿Estamos presenciando una nueva “guerra” entre Apple y otra empresa de tecnología? Tal parece que a la lista de “enemigos” de Apple habrá que anotar a Facebook, que se suma a Epic Games y su disputa iniciada por controlar su sistema de cobros sin Apple como intermediaria.

Y la respuesta de Facebook no se ha hecho esperar. Tan pronto como Apple implementó sus etiquetas de privacidad, Facebook publicó desplegados en los principales periódicos de Estados Unidos en los que justifica la recolección de datos señalando que, sin ellos, más de 10 millones de negocios verían caídas del 60 por ciento en sus ventas.

De paso, Facebook critica a Apple y su política de actualización de software. “Muchos comercios pequeños han expresado su preocupación con las actualizaciones forzosas de Apple, que limitan la capacidad de los negocios para mostrar anuncios personalizados y llegar a sus clientes de manera eficaz”, señaló Facebook.

Recomendaciones del editor