Google derrota a Oracle en juicio millonario sobre Android

Google usó de manera legítima 11,500 líneas del código de la interfaz de programación de aplicaciones (API), del lenguaje Java de Oracle, en el sistema operativo móvil Android, el más usado a nivel mundial.

Así lo dictaminó la Corte Suprema de Estados Unidos, que frustró las expectativas de Oracle, que desde hace una década reclama a la firma de Mount View una indemnización millonaria por el uso del código de la API de Java.

“La copia de Google de la API para implementar una interfaz de usuario, tomando solo lo que se necesitaba para permitir que los usuarios trabajaran sus talentos acumulados en un programa nuevo y transformador, constituyó un uso justo de ese material”, resolvió la Corte Suprema.

De esta forma revocó un fallo anterior que había determinado que el uso de la API representaba una infracción y la había obligado a pagar una indemnización de $9,300 millones de dólares.

La imagen muestra en primer plano un celular con el logo de Android.
En esta fotografía del 1 de febrero de 2018 se ve un teléfono Android con el logotipo de Google en el fondo. Foto: Jaap Arriens/NurPhoto vía Getty Images. Getty Images.

Según el dictamen del 5 de abril, las 11,500 líneas que Google utilizó para desarrollar Android no estaban sujetas a los derechos de autor, ya que las API representan una categoría distinta a otros tipos de programas informáticos.

“Google copió solo lo que se necesitaba para permitir a los programadores trabajar en un entorno informático diferente, sin descartar una parte de un lenguaje de programación familiar”, sostuvo el tribunal.

“El propósito de Google era crear un sistema diferente relacionado con tareas para un entorno informático diferente [teléfonos inteligentes] y crear una plataforma, la plataforma Android, que ayudaría a lograr y popularizar ese objetivo”, añadió el dictamen.

Según Oracle, la «estructura, secuencia y organización” de las API de Android violan los derechos de autor de Oracle sobre el código Java.

En 2018, un tribunal federal de aplicaciones había resuelto que Google debía pagar una indemnización por daños de propiedad intelectual, decisión que fue anulada con el fallo de abril de 2021.

Recomendaciones del editor