Pokemon Go invade los museos y cementerios

A un par de días de su lanzamiento, Pokemon Go se ha convertido en todo un fenómeno.

El éxito del videojuego se base en parte en la combinación de lo real y lo virtual.

Relacionado: Pokemon Go ha recibido más de 6.6 millones de menciones en Twitter

Sin embargo, el juego de realidad aumentada está generando una polémica, ya que varios Pokestops — lugares donde los usuarios pueden cazar Pokemons — están apareciendo en lugares que pueden ser ofensivos.

Entre las Pokestops más curiosas que están encontrando los usuarios, se encuentran los hospitales, clubs de striptease, los museos y el memorial del 9/11 en Nueva York. Según Time, la Zona Cero de Nueva York tiene hasta cuatro Pokestops.

Esta semana Koffing, un Pokemon flotante de tipo gas conocido por sus emisiones tóxicas, apareció en el memorial del 9/11 y en el Museo del Holocausto en Washington, D.C.

“No es apropiado jugar este juego en el museo, que es un monumento a las víctimas del nazismo”, advirtió Andrew Hollinger, director del museo.

Los funcionarios del museo están intentando contactar a los desarrolladores del juego con el fin de que retiren al museo como un sitio destacado, dijo Hollinger.

Stephen Smith, portavoz del cementerio nacional militar de Arlington, Virginia, también declaró que jugar Pokemon Go dentro del cementerio sería visto como “inapropiado”.

Además, en algunas ciudades se han registrado robos de jugadores, quienes han acudido a lugares remotos atraídos por el juego, y luego han sido víctimas de asaltos con armas de fuego.

La policía de Nueva York alertó a los neoyorquinos que deben permanecer alerta y evitar lugares peligrosos cuando utilizan la aplicación, especialmente cuando estén en las estaciones de tren.

Por otra parte, algunos museos se están aprovechando de Pokemon Go para atraer a visitantes. Por ejemplo, el Art Institute of Chicago anunció a través de su cuenta de Facebook que jugadores podrán tener batallas de Pokemon con el personal del museo.