¿Eres diabético? El próximo wearable de Apple podría controlar el nivel de azúcar en sangre

El próximo wearable de Apple podría no ser un reloj inteligente, si hay algo de verdad en la noticia de Economic Daily News. Según la publicación, la empresa estaría en contacto con varios proveedores para producir los componentes que tendrá el nuevo hardware de vigilancia de la salud que podría ver el próximo año, en la víspera del décimo aniversario del iPhone.

El reloj de Apple no se queda atrás en cuanto a este tipo de seguimiento. Gracias a un grupo de sensores que incluyen un sensor de frecuencia cardíaca y un podómetro, puede dibujar un cuadro bastante integral de la fisiología de un usuario.

Relacionado: Apple ya desarrolla productos para realidad aumentada

Pero el próximo wearable de Apple podría ofrecer un seguimiento biológico mucho más profundo. Economic Daily News informa de que podría registrar las variaciones del nivel de glucosa y de oxígeno en la sangre, además de los latidos del corazón y el pulso.

Este proyecto, al parecer, estaría encabezado por Jay Blahnik, director de tecnologías de acondicionamiento físico y de salud de Apple que, antes de unirse a la compañía de la manzana mordida, estuvo muy involucrado en el desarrollo de Nike + Running, FuelBand, y otras plataformas de formación de fitness. Y, ahora, la investigación y el desarrollo del nuevo wearable podría haberse prolongado durante”más de dos años”.

Además, los rumores aumentaron tras las últimas contrataciones de Apple. A principios de junio, la compañía reclutó al Dr. Rajiv Kumar, un especialista en pediatría y endocrinología del Hospital infantil de Stanford, para trabajar en unos “proyectos de salud” no especificados. Kumar fue noticia en 2014 cuando utilizó las plataformas ResearchKit de Apple con un iPod touch para controlar los niveles de azúcar en sangre en los pacientes con diabetes tipo 1.

Y en mayo, Apple publicaba una oferta de empleo para contratar a alguien que, entre otras cosas, se asegurara de que la compañía cumpliera con la Ley de Portabilidad y Contabilidad de los Seguros de Salud (HIPAA), un ley de EEUU para salvaguardar la privacidad y la información médica de cada persona o paciente. Ahora, el reloj de Apple no está regulado como un dispositivo médico por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), pero el próximo dispositivo podría estarlo.

El CEO de Apple, Tim Cook, dijo a The Telegraph el año pasado que trabajaría con personal de certificación “en el futuro”, mientras que en otro artículo del The Wall Street Journal  se explicaba el proyecto que había desechado la compañía de un monitor de salud futurista. Según se informa, los ingenieros de Apple tenían pensado desarrollar el primer reloj inteligente con sensores de conductividad de la piel y monitores de ECG, pero no pudieron hallar con la fórmula adecuada.

De todo modos, cualquiera que sea la naturaleza de los nuevos wearables, la posibilidad de que Apple elija algo totalmente diferente a su reloj actual es un rumor que gana cada vez más fuerza. El analista de Apple, Ming-Chi Kuo, ya avanzó que el llamado Apple Watch 2 contaría con un diseño “simplificado”, un procesador ligeramente más rápido y una mejor resistencia al agua. Además, también mencionó la integración de sensores como una posibilidad.