Hackers bloquean y piden ransomware a miles de usuarios de apps pornográficas

Parecería algo muy irónico para ser verdad. La pornografía en línea está contagiando un virus a miles de teléfonos de quienes visitan algunos sitios o bajan sus apps, con consecuencias que podrían resultar muy molestas y costosas.

Según un nuevo informe de la firma de seguridad cibernética ESET, aplicaciones que pretenden ser de Pornhub están infectando dispositivos móviles con un malware que bloquea a los usuarios de sus teléfonos y exige un rescate por su liberación.

Relacionado¡Cuidado! La nueva amenaza de Locky Ransomware llega a Facebook y LinkedIn

Debido a que Google Play Store prohíbe a Pornhub tener una aplicación oficial en la base de datos, es decir que no permite que material pornográfico aparezca en su plataforma de distribución de software,  algunas personas que tienen ese tipo de inclinaciones están tratando de buscar material controversial en otros lugares. Pero en su intento de satisfacer sus deseos, están siendo engañadas, descargando aplicaciones que pueden parecerse a las que buscan, pero que de hecho son mucho más peligrosas que una simple adicción. El resultado es que los usuarios están descubriendo que se convirtieron en víctimas de ransomware.

Según se informó, cuando se descarga una de estas aplicaciones, lo primero que ocurre es que el usuario debe darle acceso a su teléfono para que esta app corra un scan y “asegurarse que no tenga ningún virus”, antes de poder reproducir videos ilícitos. Pero en lugar de revisar el dispositivo, en realidad está instalando un virus. Una vez que el malware está cómodamente infiltrado en el teléfono a través de una de estas aplicaciones deshonestas, se instala un ransomware que bloquea al usuario fuera de su teléfono, y le pide que pagar cientos de dólares en Bitcoin para liberarlo.

ESET ha publicado una serie de instrucciones para ayudar a los propietarios de teléfonos a evitar este tipo de malware, y también ha proporcionado instrucciones sobre cómo deshacerse del virus si yan ha caído como una de sus víctimas. Por ejemplo, el dispositivo se puede poner en Safe Mode, que bloquea las aplicaciones de terceros. En el caso de que se le hayan concedido por error privilegios de administrador a la aplicación falsa, el usuario tendrá que revocar ese acceso antes de eliminarla, para asegurarse de que todos sus componentes hayan sido borrados.

Si todo lo demás falla se puede hacer un reset completo, aunque la única manera de asegurarse de que eso no ocurra, es evitar por completo cualquier sitio de Internet o aplicación que esté relacionada a videos o imágenes cuestionables o ilícitas. Para obtener más información sobre el malware y qué hacer al respecto, puedes leer el informe completo de ESET (en inglés) en su sitio web oficial.