Gran Bretaña inicia guerra cibernética contra ISIS

A unos días después de los atentados cometido en París, Gran Bretaña continúa activamente su lucha contra ISIS, especialmente online.

Gran Bretaña ha anunciado su plan para implementar ciberataques dirigidos a ISIS con el fin de desarticular y desaparecer las redes  y canales en línea utilizados para reclutar extremistas, recaudar fondos y planear atentados.

Relacionado La guerra contra el Estado Islámico (ISIS) llega a Internet

El canciller George Osborne reveló que las agencias de espionaje Británicas han desarrollado una “capacidad ofensiva cibernética” para contraatacar a los hackers, grupos terroristas, bandas criminales y delincuentes.

En un discurso dado en la sede de comunicaciones del gobierno Británico (GCHQ), Osborne señaló los riesgos que corre la seguridad nacional. También hizo un énfasis al trabajo desplegado por ejército Británico donde tuvo que operar en el ciberespacio con la mayor eficacia posible, al igual que “lo hacen por la tierra y el mar, el aire y el espacio.”

El gasto en seguridad cibernética se duplicará para el año 2020, alcanzando un total de £1.9 millones de libras ($2.9 mil millones de dólares). Y mientras que los planes para aumentar los fondos se habían puesto en marcha antes de los atentados de París, los drásticos sucesos han servido para reforzar las políticas de seguridad.

El GCHQ está monitoreando las amenazas dirigidas a unas 450 empresas de todos los sectores, incluyendo aeroespacial, finanzas, energía y telecomunicaciones. Osborne también señaló que ISIS “no ha sido capaz de utilizar [Internet] para matar a la gente, aún cuando han atacando nuestra infraestructura a través de ciberataques”, agregó, “sabemos lo quieren y están haciendo su mejor esfuerzo para lograrlo”.

Para continuar extendiendo la seguridad cibernética, el gobierno británico estará invirtiendo alrededor de £165 millones de libras ($250 millones dólares) en el Fondo de Innovación y Defensa Cibernético cuyo objetivo es “apoyar la innovación a través de la defensa y la seguridad cibernética”, según Osborne.

A pesar de los numerosos beneficios que Internet ha brindado a todo el mundo, Osborne y una serie de otros destacados expertos en la materia han señalado que los avances en conectividad presentas riesgos. “Internet nos ha hecho más ricos en conocimiento, más libres, conectados e informados…” por otro lado también comentan que el mismo “se ha convertido en una plataforma de ataque, espionaje, delincuencia y daño.”