¿Vivirías en una casa acuática que parece un ovni?

Italia es un país conocido por su exquisita cocina, por ser una meca de la moda y por tener icónicos clubes de fútbol. Pero ahora, los italianos pueden añadir algo más en su lista de logros: construir ovnis.

Los objetos Voladores No Identificados (ovnis) que llegarán a las cosas italianas no serán precisamente naves espaciales, sino una casa del futuro.

Relacionado: Restaurante submarino más grande del mundo abrirá en Maldivas

Estos objetos fueron concebidos como una solución para los altos costos de alquiler y para enfrentar el aumento de los niveles del mar.

Fueron diseñados de forma artística por la compañía Jet Capsule y es en esencia un vehículo que es al mismo tiempo un apartamento sobre el agua.

Si te mareas fácilmente cuando te subes a un bote, no te recomendamos que utilices este artefacto.

El Ovni de Jet Capsule mide solamente 40 pies de diámetro y la superficie del aparato es un anillo que le da la vuelta a las áreas de vivienda.

Como puedes verlo en las imágenes, puedes personalizar el espacio exterior. Puedes tener una pista para correr o montar en bicicleta o bien  un jardín para tu perro o para asolearte.

También puedes transformar esas áreas en una huerta o sembrar árboles.

Por dentro de la cápsula, hay dos áreas diferentes. La parte que se encuentra arriba, tiene una cocina, con una pequeña mesa y un área dónde sentarse.

La parte de abajo está sumergida bajo el agua y desde ahí tendrás maravillosas vistas marinas. También tiene un pequeño baño y cuarto.

La privacidad en la ducha es inexistente de acuerdo a las imágenes publicadas por la empresa, pero no habría ningún problema ya que solo los peces pasan por ahí…

El ovni está diseñado para ser un hogar auto sostenible. La compañía instalará en las unidades, turbinas de viento y de agua para generar energía, así como paneles solares.

Relacionado: Loon Copter, el drone que también es submarino

Si el complejo genera más energía que la que se consume, lo restante es enviado a una batería interna. La nave puede moverse a 3.5 millas por hora y cambiar su ubicación.

El proyecto busca inversores que ayuden a desarrollar el primer prototipo de su ovni acuático. Este es un escenario que pocos podemos visualizar y no es muy probable que tenga éxito.

Aunque si las rentas y el nivel del mar continúan aumentando como lo están haciendo, vivir en una casa acuática no sería nada extraño.