Hacerse selfies con focas no es una buena idea

Las crías de focas son muy bonitas, ¿verdad?. Sus pequeños e inocentes rostros y ojos grandes y redondos, hace que muchos deseen hacerse una autofoto o un selfie con ellas, ¿no es cierto? Bueno pues, en realidad, eso no es una buena idea.

Con la proliferación de los teléfonos inteligentes y la urgencia, aparentemente irresistible, de hacerse selfies a la primera de cambio, no es de extrañar que en los últimos tiempos hayamos oído historias de aventureros algo imprudentes, posando junto a todo tipo de animales, desde osos a serpientes e incluso tiburones. Y no, no siempre estas aventuras salen bien.

Relacionado: Un niño tiene un terrible accidente por un selfie

En un aparente esfuerzo por adelantarse a cualquier intención con la población de focas de Nueva Inglaterra durante la temporada de cría actual, la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) ha publicado recientemente este aviso en su página web: “No se haga selfies con ellas“.

El mensaje insiste en que “no hay una palo selfie o selfie stick suficientemente largo” para captar la imagen y agregó que no importa lo tentador que pueda llegar a ser “conseguir la foto perfecta de sí mismo o de su hijo con una adorable cría de foca, por favor, hagan lo correcto y dejen a la cría sola “.

La agencia, sabiendo muy bien que a algunos fanáticos de los selfies nada les gustaría más que hacerse una foto con un cachorro subraya que “acercarse demasiado a un animal salvaje pone tanto a la persona como al animal en riesgo”.

La NOAA advierte de que “las focas tienen unas mandíbulas poderosas que y pueden dejar una marca duradera”. Y en más de un sentido.

La agencia asegura que ya ha recibido varios informes de incidentes desafortunados que acabaron con lesiones como resultado de que las personas se “acercaron demasiado a un animal durante una sesión de fotos rápida”, y añadió que, “cuando uno se acerca demasiado a un animal salvaje, corre el riesgo de verse amenazado, e hizo hincapié en que los animales son mucho más propensos a actuar de una manera impredecible”.

Por ello, se advierte y se insiste en que acercarse demasiado a un cachorro podría llevar a que su madre lo abandonara y se aconseja que la gente permanezca por lo menos a una distancia de 150 pies (46 metros) de cualquier foca que vean.

Por supuesto, lo peor que se podría hacer es agarrar a un animal mientras se intenta hacer un selfie, pero eso ya es conocido por todos, ¿verdad?