En Nueva Zelanda ya reparten pizzas con drones

Está sucediendo. Realmente está pasando, ahora mismo. Los drones están comenzando a entregar productos “de la vida real” en los entornos comerciales. En Nueva Zelanda, al menos, es lo que está sucediendo.

En una decisión que pondrá a los de Prime Air de Amazon verdes de envidia, una sucursal de Domino’s Pizza situada a unos 10 kilómetros al norte de Auckland, ha hecho su primera entrega de pizza “caliente” a un cliente real usando un dron.

Relacionado: ZUME utiliza robots para hacer pizza

El servicio de pizza “voladora” fue lanzado este miércoles, y está destinado a un grupo de “clientes selectos”, ha dicho la compañía en un comunicado. No estamos seguros de cómo exactamente fueron seleccionados estos clientes, pero suponemos que han estado comiendo un montón de pizza durante los últimos años, viven cerca de esta sucursal de Domino’s, y deben alucinar con la idea de un dron llegando a sus casas con la cena. De hecho, Domino’s asegura que en una reciente encuesta llevada a cabo mostró que el 70 por ciento de los neozelandeses estaría “más que feliz” de recibir una pizza voladora entregada por un cuadracóptero.

Comentando justamente sobre su último método de entrega —el cual coexistirá con los motoristas y ciclistas de toda la vida— Don Meij, CEO de Domino’s Pizza Australia, aseguró que “los drones ofrecen la promesa de entregas más seguras y rápidas en un área concreta, lo cual viene a significar que nuestros clientes recibirán una orden recién hecha en aproximadamente 10 minutos”.

“Este es el futuro”, dijo Meij, aunque DRU, el robot entrega-pizzas de Brisbane, Australia, podría tener uno o dos cosas que decir al respecto.

El nuevo servicio de entrega ha sido posible e parte gracias a Flirtey, un especialista en drones de entrega ubicado en Nevada, EE.UU. Las dos compañías se unieron a principios de este año para una prueba piloto del servicio, con Meij insistiendo en que este plan no era simplemente una “volada por las nubes”… aunque de alguna manera, sí lo es.

El dron de entrega fue especialmente diseñado por Flirtey, y está hecho de fibra de carbono, aluminio y componentes impresos en 3D. Ligero y autónomo, la máquina baja su sabrosa carga fuera de la casa del cliente a través de una correa, tal y como se muestra en el video de arriba.

Las características de seguridad incorporadas incluyen un programa de retorno por batería con bajo voltaje, y la orden de regreso automático en caso de baja señal de GPS o pérdida de comunicación.

Domino’s tuvo que obtener una aprobación regulatoria para lanzar este servicio de entrega aérea, y ahora espera expandirlo por todo el país en los próximos meses.