Apple también podrá utilizar Optane, la nueva tecnología ultra rápida de Intel

¡Buenas noticias para los fanáticos de los MacBook! ¡Los discos duros Optane de Intel serán compatibles con las computadoras portátiles de Apple!

Podremos esperar entonces que los nuevos modelos tengan almacenamiento y memoria hasta 1,000 veces más rápida que las actuales SSD.

Relacionado: ¿Cual Macbook debo de comprar?

Optane lanzará una nueva serie de memorias en estado sólido de almacenamiento que utilizará 3D Xpoint.

Esta tecnología utilizará una malla de tres dimensiones para almacenar información y es el primer gran avance en la tecnología de almacenamiento desde 1989.

Las velocidades serán tan rápidas que los discos duros y las memorias como la RAM, podrían operar a la misma velocidad, lo que puede cambiar en esencia la forma en que las computadoras funcionarán a futuro.

Intel no ha brindado mucha información sobre Optane, pero los discos duros serían compatibles con NVMe, un protocolo de almacenamiento ultra rápido que ya existe en algunos MacBooks.

Algunos portátiles que funcionan con Windows ya utilizan NVMe, pero la mayoría utilizan una versión vieja de la interfaz SATA.

Tiene sentido que Apple quiera incorporar la tecnología pronto. La compañía lideró el cambio hacia discos duros PCI Express y posteriormente, la adopción de NVMe cuando estos salieron al mercado.

Esto dio una ventaja a Apple en cuestiones de rendimiento. Pero en los últimos años, han sido superados por computadoras de Windows que incluyen discos duros PCI Express y/ o NVMe.

Por ese motivo, los Optane SSD pueden ser la oportunidad de Apple para retomar su liderazgo.

Relacionado: CES 2016: el retorno de las portátiles

Se espera que los Optane SSD lleguen al mercado el próximo año y sean vendidos a entusiastas de las computadoras de escritorio.

Un nicho que se beneficiaría es el de los videogamers, pero los beneficios que podrían tener para los centros de información es igualmente grande.

No se sabe mucho sobre la forma cómo esta tecnología sería incorporada en dispositivos de tecnología de consumo como las computadoras portátiles.

Debemos esperar que Apple, Intel o cualquier otro fabricante de computadoras anuncie la adopción de esta tecnología de forma pública.

Lo que sí sabemos es que cada fanático de las MacBook querrá un disco duro con una velocidad 1,000 veces más rápida que la de una SSD.