Esta es nuestra primera impresión del DeX Galaxy S8 Dock de Samsung

El Samsung Galaxy S8 presenta prácticas especificaciones en un elegante diseño. Pero aún con su pantalla de 6.2 pulgadas, todavía está lejos de ser la estación de trabajo perfecta para reemplazar tu computadora de escritorio. Allí es donde entra el DeX Dock.

DeX, o docking experience, es un disco grueso con recortes en la parte posterior para puertos USB y HDMI. Se puede conectar a un monitor externo, teclado y mouse, y luego empujar la superficie hacia abajo para que se deslice hacia fuera como soporte para el S8. Si conectas el S8 a un puerto de tipo C, tu monitor cobrará vida con una interfaz de usuario de escritorio Android, mientras que al mismo tiempo mantendrá al S8 cargado.

Los fabricantes han estado intentando lograr que las tabletas Android sean un reemplazo potencial para computadoras portátiles o de escritorio. Lamentablemente, el acoplamiento de una tableta con un accesorio de teclado no fue suficiente porque, desde hace bastante tiempo, Android no admitía muchas funciones de multitarea.

Eso cambió en gran medida con Android 7.0 Nougat el año pasado, gracias a su nuevo modo multitasking que permite una vista en pantalla dividida de dos aplicaciones. Nougat también habilitó un modo de ventana de forma libre que no está activo en la mayoría de nuestros teléfonos inteligentes.

Samsung tomó esta última característica y la optimizó para varias aplicaciones, por lo que cuando el S8 proyecta el sistema operativo en un monitor, se obtiene un modo de escritorio que parece una combinación de Chrome OS y Windows 10.

Las aplicaciones compatibles se pueden cambiar de tamaño, e incluso tienen funcionalidad de clic derecho, y por lo general ofrecen una experiencia familiar al usuario. La mayoría de las aplicaciones compatibles en este momento son las de Samsung, así como la suite de Microsoft Office y algunas aplicaciones de Adobe. La compañía tendrá un programa para ayudar a los desarrolladores a implementar soporte con apps de terceros.

Las aplicaciones que no son directamente soportadas por Android sí funcionan, pero parecen apps móviles y algunas tienen interfaces menos intuitivas que no funcionan bien con el mouse y el teclado. Por ejemplo, Chrome funcionará, pero sólo cargará páginas web en versión móvil. Es similar a cómo las aplicaciones de Android se ven en los Chromebooks.

Curiosamente, Samsung está trabajando con empresas como VMware y Citrix que ofrecen máquinas Windows 10 virtuales. Una aplicación Citrix podía habilitar una versión virtual de Windows 10 para ejecutarse en el sistema operativo Android de escritorio, y las aplicaciones de Android todavía eran fácilmente accesibles. Esta es claramente una máquina dirigida al mercado empresarial.

Todo funcionó a la perfección en nuestra demo, a excepción de unos pocos segundos de retraso esperando a que la interfaz de usuario de escritorio aparezca. Casi no hemos tenido problemas de rendimiento, pero nos imaginamos que la velocidad podrían empezar a disminuir si se ejecutan muchas tareas simultáneamente. Como una agradable sorpresa, descubrimos que si se desacopla el S8, al volverlo a enchufar las ventanas todavía quedarán abiertas, simplemente minimizadas.

Tendremos que ver cómo funciona DeX en usos prolongados, pero es poco probable que reemplace a una computadora de escritorio. Esta máquina es más adecuada como una estación extra de trabajo donde, por ejemplo, los empleados de alguna oficina pueden trabajar para producir alguna asignación especial o que se requiera terminar rápidamente. O también, si estás de viaje visitando la oficina de tu compañía en otro estado o país por un par de días, esta podría ser una alternativa portátil en vez de llevar un laptop.

Samsung aún no ha anunciado precios ni disponibilidad, pero es probable que DeX esté disponible junto con el lanzamiento del Galaxy S8 en abril.

Pros

  • Escritorio Android alimentado por teléfono
  • Rendimiento rápido
  • Interfaz y base de acoplamiento fáciles de usar.

Contras

  • Necesita más soporte para aplicaciones
  • Sólo funciona con Galaxy S8