Pronto podras ver estrenos en casa más rápidamente

Muchos recordamos cómo los lanzamientos de las películas funcionaban hace algunos años. Una película salí a los teatros pero para alquilarla en Blockbuster tocaba esperar 7 meses. Si no entiendes de qué estamos hablando, por favor pregúntale a tus padres.

Por ejemplo, GoldenEye fue estrenada en noviembre de 1995 y si no la viste en cines tenías que esperar hasta mayo de 1996 para alquilarla: una eternidad.

Relacionado: Llega el tráiler final de Rogue One: A Star Wars Story

Por eso, los estudios de cine están haciendo lo posible para agilizar dicho proceso. Las ventas de los DVD están de capa caída y ya que son tan importantes para Hollywood, las directivas buscan soluciones.

Bloomberg reporta que Universal y Warner están hablando con los principales teatros para disminuir la brecha de tiempo entre el lanzamiento de la película y el momento en que está disponible para ser vista en casa. Este proceso se llama “windowing”.

El consumidor podría entonces ver una película lanzada dos semanas atrás en casa. Sin embargo los recios oscilarían entre los $25 y los $50 dólares, lo cual “es equivalente a un par de boletos en teatros como Nueva York y Los Ángeles.”

Kevin Tsujihara, cabeza de Tiem Warner afirma que “están trabajando para crear un nuevo tiempo de espera. Pero sin importar lo que pase, tenemos que ofrecer más opciones”.

Regal y Cinemark 2, las cadenas más grandes del país están en contra de disminuir esa brecha, hasta el punto de boicotear las películas de Paramount Pictures que fueron lanzadas para ver en casa siete semanas después de haber sido estrenadas en los cines.

Bloomberg afirma que “cadenas como Cinemark que han disfrutado hasta 6 meses de derechos exclusivos de nuevas películas ha disminuido esa brecha a 90 días”.

Claramente, hay una gran diferencia entre tres meses y dos semanas y como siempre, se trata todo del dinero. Una gran pregunta sin respuesta aún es ¿qué tanto se afectaría la taquilla de los cines por esta corta brecha de tiempo? Algunas personas aman ir al cine, mientras que otros se conforman con verlas desde una portátil.

Este asunto es el típico caso en el que si no se hace algo, la industria pecaría de hacer lo mismo siempre, quedarse estática y eventualmente declinar.

Relacionado: IMAX llevará a los cines una nueva experiencia de realidad virtual

Hay que reconocer que la internet ha cambiado muchas de estas industrias como la música y hasta el negocio de los taxis, pero aún no ay una respuesta para saber cómo podrían enfrentar esta tendencia las salas de cine.