Un rápido análisis de sangre evitaría el excesivo uso de antibióticos

Una infección bacterial o viral son difíciles de diagnosticar y  ante la duda de recetar innecesarios antibióticos que solo funcionan contra las bacterias,  los médicos deben recurrir a un  análisis de sangre  que puede tomar varios días.

Científicos de la compañía israelí  MeMed  se encuentran desarrollado una nueva prueba de sangre que se realizaría mediante un dispositivo portátil llamado ImmunoPoc que ayudaría  a los médicos a determinar, en menos de una hora, si una infección es causada por una bacteria o un virus.

Para lograr la diferenciación, la prueba se basa en el hecho de que las bacterias y los virus desencadenan diferentes proteínas una vez que infectan el cuerpo, lo que facilita la detección.

“Los médicos enfrentan una variedad de retos cuando intentan descifrar qué patógeno es responsable por una infección y cuál es el mejor tratamiento en su contra. Este nuevo sistema no es perfecto y no reemplaza el juicio de un médico, pero es mejor que los exámenes de rutina que se usan hoy en día”, dicen  los investigadores.

En las pruebas se analizaron muestras de más de 300 pacientes que, se sospechaba, tenían una infección, los investigadores encontraron que podía diferenciar entre una infección viral o bacterial en la mayoría de los casos.

El profesor Jonathan Ball, un experto en virus de la Universidad de Nottingham en el Reino Unido, señaló que “el estudio trata un problema muy serio. Poder identificar tempranamente una posible infección y diferenciarla entre una causa viral o bacterial es importante, al permitir  una intervención clínica informada y  minimizando la necesidad del uso inapropiado de antibióticos”.

ImmunoPoc, se encuentra en una  etapa inicial  de perfeccionamiento y se desconoce  cuando estará en los consultorios médicos.