Estos son los 10 de mejores modelos de Audi de los últimos 100 años

Muchos fabricantes de automóviles llevan en el negocio ya varios años, aunque sólo un selecto puñado completan ya el siglo. Audi es una de esas marcas, y la alta calidad de sus vehículos ha sido constante desde el inicio.

El fabricante inició sus labores oficialmente el 25 de abril de 1910, pero sus raíces se remontan a una empresa iniciada ya en 1899 por August Horch: A. Horch & Cie. Después de unas demandas por infracción de marcas interpuestas por sus ex socios, el nombre de la compañía fue cambiado a Audi Automobilwerke GmbH Zwickau.

Relacionado: Audi S5 Coupé 2017: el adulto-joven de la familia

El mismo año, la marca lanzó su primer modelo bajo el nombre de Audi, el Tipo A. En 1932, Audi se unió a otros tres fabricantes alemanes para fundar Auto Union, que se convirtió en el precursor inmediato de la marca Audi tal y como la conocemos hoy en día. En todos esos años, Audi siempre se distinguió por la fabricación de modelos tecnológicamente avanzados.

1.- 1907 Horch 26/65

1907-horch-2665-620x400

El 26/65 se produjo cuando aún existía Audi A. Horch & Cie, y sacó a luz una innovación importante: el motor de seis cilindros. Nuestros autos de tamaño medio actuales no serían lo mismo sin el diseño y el sistema de propulsión de Horch. Este modelo en particular inició legado de vanguardista en tecnología de automóviles que Audi mantiene hasta el día de hoy. Si por casualidad te lo encuentras en una subasta por ahí, tendrás que pagar más de $ 1M para llevártelo a casa.

2.- 1938 Auto Union D-Type

1938-auto-union-d-type-1000x600

El D-Type de Audi, introducido en 1938, contaba con un motor V12 que producía cerca de 550 caballos de fuerza, además de utilizar un sistema de suspensión mucho más suave que los vehículos conocidos hasta aquel entonces. Y por si te lo estás preguntando, la respuesta es sí: el Auto Union D-Type fue un proyecto encargado por Hitler. Aún así, es una notable obra de ingeniería y pieza fundamental de la historia del automóvil. En una subasta de 2009, las ofertas para adquirirlo superaron los $ 6 millones.

3.- 1956 DKW Monza

1956-dkw-monza-802x486

El DKW Monza estableció —él solo— cinco récords mundiales en 1956. Su cuerpo de poliéster reforzado con fibra de vidrio hicieron de él un vehículo muy ligero, otorgándole una aerodinámica superior. Hoy en día, es muy difícil encontrar este modelo en buen estado, e incluso ciertas piezas independientes de él se subastan por varios miles de dólares.

4.- Audi Quattro (1980 – 1991)

1980-audi-quattro-798x430

Cuando muchos entusiastas de Audi piensan en algún auto especial, piensan necesariamente en el Quattro de la década de los ‘80. Es el modelo que prácticamente encarna a toda la marca: los motores turbo, la tracción total, el perfil deportivo, y una tecnología completamente innovadora. No fue fabricado para ser —simplemente— un excelente automóvil, sino que se proyectó y realizó para fortalecer el vínculo entre el coche y el conductor. Los modelos Quattro de la primera generación todavía están siendo comprados y vendidos de forma privada, a más de 20 años de haber dejado de fabricarse. A día de hoy, pueden encontrarse por unos $5,000, más o menos, en función de su estado.

5.- 1994 RS2 Avant

1994-rs2-avant-756x442

El Audi RS2 Avant fue concebido y diseñado para ser rápido. Muy rápido. El vehículo puede ir de 0 a 30 mph. en 1.5 segundos, y de 0 a 60 en 4.8 segundos, siendo incluso más rápido que varios autos deportivos producidos en la actualidad. Su rendimiento de tracción a las cuatro ruedas es sólo una de las tantas razones por las que este modelo es todavía deseable. Sólo se vende en Europa, Sudáfrica, Brasil, Nueva Zelanda y Hong Kong, lo que le añade —si cabe— un poco más de valor. Si encuentras por ahí alguno, en la actualidad, tendrás que desembolsar al menos unos $18,000 para meterlo en tu garage.

(Continuará…)