Patente de Apple podría darnos accesorios táctiles

¿Te gustaría que la cubierta de tu teléfono no solo sirva para protegerlo, sino que te ayude a mejorar tu capacidad de utilizarlo de una manera más fácil y efectiva? ¿O que la manilla de tu Apple Watch te permita también controlarlo?

Ésa es precisamente la idea detrás de una patente de Apple para un elegante estuche inteligente hecho de un material definido como “quántum tunneling” o túnel cuántico, que podría extender la sensibilidad del tacto a la parte posterior de un teléfono, o a la pulsera de un reloj.

RelacionadoApple patenta una tecnología para bloquear fotos y vídeos en ciertos eventos

La aplicación para la patente, publicada hoy por la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, detalla cómo la tecnología podría aplicarse al iPhone y al Apple Watch, e incluso a accesorios como los EarPods, según un informe de Patently Apple.

La frase “material de túnel cuántico” suena complicada, pero es de hecho relativamente simple de entender. Típicamente, una carga eléctrica no puede viajar bien a través de los tipos de materiales generalmente utilizados por los estuches de teléfono, como silicona o cuero. Como resultado, equipar esas superficies con controles táctiles es bastante difícil, porque la capacidad de detectar el tacto depende de cambios en la carga eléctrica para que pueda funcionar.

Sin embargo, lo que Apple descubrió es que si una superficie conductora sensible al tacto se coloca dentro de un material aislante, y el material aislante se deforma bajo la presión del usuario, esa deformación podría desencadenar una respuesta eléctrica en el panel conductor. Esos dos elementos intercalados juntos, en términos simples, son un material de túnel cuántico.

En los diagramas de patentes, Apple describe una amplia gama de usos para esta tecnología; por ejemplo, estuches protectores inteligentes con áreas que responden a gestos multitáctiles. Pero potencialmente más prometedora es la idea de Apple de cómo esta tecnología podría interactuar con su smartwatch.

Según esta teoría, la manilla del reloj podría ser fabricada con el material de túnel cuántico. Esto representaría un beneficio aún mayor para quienes usan el smartwatch en vez del teléfono, ya que la interacción con los relojes suele limitarse al pequeño espacio de una pantalla. La patente ampliaría enormemente esa superficie, y simplemente tocando la manilla se podrían hacer gestos que manejen algunas funciones de una manera mucho más intuitiva. Esto, a su vez, eliminaría la necesidad de botones físicos, algo que Apple ha estado tratando de hacer en todos sus dispositivos.

Finalmente, la compañía continúa mostrando cómo el material de túneles cuánticos podrían también mejorar la experiencia de usar EarPods. La tecnología idealmente haría que el cable mismo fuera sensible al tacto para los controles. Aunque es algo irónico que Apple intente innovar en el área de los cables de auriculares al mismo tiempo que intenta cortarlos de nuestras vidas por completo, este ejemplo en particular transformaría una molestia diaria en un beneficio funcional.

Al igual que todas las patentes, ésta no es necesariamente un indicativo de nuevos productos, ni de las características que estarán presentes en su próximo iPhone o Apple Watch. Sin embargo, esta parece ser una de las ideas más útiles e innovadoras recientes de Apple, y esperamos que eventualmente podamos tenerla en nuestras manos.