Sony WF-1000XM4: los auriculares con cancelación de ruido que esperabas

La batalla por lanzar los mejores auriculares inalámbricos del mercado es cada vez más reñida debido a la amplia variedad de modelos que existen. Pero Sony, con una experiencia amplia en cuanto a auriculares de diadema o TWS con el mejor sonido y cancelación de ruido, no tiene nada que temerle a sus rivales.

La compañía nipona estrenó recientemente los nuevos Sony WF-1000XM4, unos dispositivos que mejoran casi todos los puntos débiles de sus predecesores, los 1000XM3 lanzados en 2019.

Tuve la oportunidad de probar los nuevos Sony WF-1000XM4, auriculares que, si bien son caros en comparación con otros modelos de la competencia, superan a estos con creces en cuanto a calidad de sonido y cancelación de ruido.

Diseño: más pequeños y con almohadillas de poliuretano

Lo primero que llama la atención cuando sostenemos los WF-1000XM4 es su tamaño: si bien no son los más pequeños que encontramos en el mercado, sí redujeron su volumen respecto al modelo anterior, en especial la caja, que es un 40 por ciento más pequeña, según datos de Sony.

Como digo, no son pequeños, pero resultan más cómodos de llevar por dos motivos. Uno es su peso y el otro sus almohadillas, que dejan de ser de silicona para ser de poliuretano. El material es muy maleable: al introducir la almohadilla en el oído, esta se adapta perfectamente a la forma. Esto se nota tanto en la sujeción, mucho más firme y segura, como en el aislamiento del ruido.

Otro cambio que se agradece respecto a sus predecesores es que la superficie táctil es mucho más grande, por lo que ejecutar cualquier comando es más sencillo que antes. Se trata de unos auriculares que quizá no son los más discretos, pero resultan realmente cómodos en el uso diario, incluso al practicar algún deporte.

Si pasamos al estuche, este es muy ligero y su tamaño no mucho mayor que el de los FreeBuds 3 o los AirPods Pro. Además, admite carga mediante conector USB-C e inalámbrica, algo muy cómodo si tenemos un teléfono con carga inversa.

Calidad de sonido y cancelación de ruido

La calidad de sonido de los Sony WF-1000XM4 es excelente, en lo personal, la mejor que he encontrado en auriculares TWS hasta la fecha. Los graves suenan completamente limpios y sin distorsionar el conjunto, error muy común en muchos de estos dispositivos.

Sony Auriculares

Sony incorporó en estos auriculares un nuevo chip V1 para procesamiento digital y controladores de 6 mm que ya tenían los WF-1000XM3 —y con los que ya sonaban excelente— para mejorar aún más la experiencia de audio.

En cuanto a la cancelación de ruido, diré que está al nivel de la calidad de audio, casi como el modelo de diadema de Sony, los WH-1000XM4, y eso es sorprendente. Su nivel es tan alto que nos permite aislarnos de ruidos cercanos o de aquellos relativamente intensos, por lo que podemos trabajar o escuchar música en cualquier lugar. En caso de realizar llamadas, pasa lo mismo: la calidad de la cancelación permite escuchar a nuestro interlocutor sin problema, mientras que los micrófonos reproducen la voz con una calidad alta, a la vez que la aíslan del ruido o del viento.

Autonomía y funciones

Usé los Sony WF-1000XM4 de manera continua, sin introducirlos en el estuche de carga, y conseguí llegar casi a las ocho horas con la cancelación de ruido activada constantemente. Si la desactivas, puedes ganarle unas tres o cuatro horas (hablamos de una sola carga dentro del estuche), pero realmente la calidad de sonido se aprecia mucho más con esta función activada.

Sony Auriculares

El estuche tarda en cargarse aproximadamente una hora y 15 minutos, y los auriculares se cargan dentro de este en apenas media hora. Una carga completa del estuche da unas dos o tres cargas completas de los auriculares, por lo que tenemos casi un día entero de autonomía sin parar al usarlos, lo cual los convierte en unos compañeros de viaje perfectos.

Durante las pruebas no se desconectaron en ningún momento del teléfono o la computadora, algo que sucede en ocasiones con este tipo de dispositivos, como con el modelo anterior. Lo que eché de menos es que Sony le diera a estos auriculares la posibilidad de poder conectarse a dos dispositivos de manera simultánea como lo hizo con sus auriculares de diadema más recientes.

Conclusiones

Mi experiencia y sensaciones con estos dispositivos no pudieron ser mejor. Si buscas unos auriculares con un sonido excelente, una cancelación de ruido impecable y una duración de batería duradera, estos cumplen con todos los requisitos.

Básicamente Sony tomó todo lo bueno de los WF-1000XM3, les quitó aquellos inconvenientes que encontraron los usuarios (salvo la conexión multidispositivo) y lanzó unos auriculares TWS casi perfectos cuyo precio, eso sí, es de 279 euros.

Recomendaciones del editor