DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Comparamos detalladamente la Xbox One S y Xbox One X

Quizá pienses que son casi lo mismo, sobre todo al enterarte de que puedes jugar los mismos títulos en Xbox One S y Xbox One X, pero en realidad estas dos consolas son muy diferentes. Y si estás pensando en comprar una nueva, el momento es ahora; Microsoft está a punto de comenzar a vender la Xbox Series X y muchos aseguran que la compañía podría descontinuar una de estas consolas, o probablemente las dos. Pero, ¿cuál? En 2017 Microsoft quiso convencerte que la Xbox One compatible con 4K es más robusta, rápida y potente respecto a la desaparecida Xbox One original y a la Xbox One S. Pero, realmente, ¿cuál es la diferencia entre la Xbox One S y la Xbox One X? Aunque ninguna envejece mal, las comparamos para que saques tus propias conclusiones.

Especificaciones

Xbox One

Xbox One S

Xbox One X

 

CPU

8 core, AMD custom CPU @ 1.75GHz 8 core, AMD custom CPU @ 1.75GHz 8 core x86 CPU @ 2.3GHz
GPU AMD GCN GPU @ 853Mhz w/ 12 compute units AMD GCN GPU @ 914Mhz w/ 12 compute units AMD custom GPU @ 1,172MHz w/ 40 compute units
Peso 7.8 libras 6.4 libras 8.4 libras
Memoria 8GB DDR3, 32MB ESRAM 8GB DDR3, 32MB ESRAM 12GB GDDR5
Bus de memoria 256-bit 256-bit 384-bit
Memoria ancho de banda 68GB/s, 204GB/s 68GB/s, 219GB/s 326GB/s
Almacenamiento 1TB/500GB 2.5 pulgadas HDD 1TB/500GB 2.5 pulgadas HDD 1TB 2.5 pulgadas HDD
Salida AV  HDMI 1.4 in/out, soporte 1080p HDMI 1.4 in/out, 4K y soporte 1080p; salida óptica; escalado de vídeo 4K; soporte HDR HDMI 1.4 in/out, 4K y soporte 1080p; salida óptica; playback nativo 4K; soporte HDR
Salida I/O USB 3.0 X 3 USB 3.0 X 3 USB 3.0 X 3
Comunicación Ethernet, IEEE 802.11n wireless con Wi-Fi Ethernet, IEEE 802.11n wireless con wifi Ethernet, IEEE 802.11n wireless con wifi
Control Control Xbox One Control actualizado de Xbox One (incluye conexión Bluetooth y rango inalámbrico mejorado) Control actualizado de Xbox One (incluye conexión Bluetooth y rango inalámbrico mejorado)
Cámara Sensor de profundidad infrarrojo de 512 x 424-píxeles y cámara 1080p (se requiere adaptador Kinect)  Sensor de profundidad infrarrojo de 512 x 424-píxeles y cámara 1080p (se requiere adaptador Kinect) Sensor de profundidad infrarrojo de 512 x 424-píxeles  y cámara de 1080p (se requiere adaptador Kinect)
Unidad óptica Blu-ray 4K UHD Blu-ray 4K UHD Blu-ray
Soporte 4K No Sí, limitado Sí, nativo
Precio No disponible
Disponibilidad Descontinuada Disponible Disponible

Hardware

Dado que la Xbox One X es parte de la familia Xbox One, las mayores diferencias entre ella y los modelos actuales de Xbox One son internas. Microsoft ha realizado cambios arquitectónicos distintivos en su diseño, en lugar de simplemente lanzar hardware más moderno.

El chip gráfico de la Xbox One X incluye 40 unidades de cómputo en una huella ligeramente más delgada que la Xbox One S, que tiene solo 12. Los núcleos en la Xbox One X también están optimizados para DirectX 12, y se sincronizarán a 1,172MHz, mucho más alto que Xbox One y Xbox One S. La CPU ofrece un aumento de aproximadamente el 30 por ciento en la velocidad del reloj, por lo que debería ser mucho más potente. Con todo, el rendimiento gráfico de la Xbox One X está alrededor de la marca de seis teraflop, lo que significa que tiene un poco menos de potencia bruta que una tarjeta gráfica de escritorio Nvidia GTX 1070, o un poco más que una AMD RX 480. En resumen: la Xbox One X tiene más de 4.5 veces el rendimiento gráfico de la Xbox One original.

La Xbox One X también viene con una memoria GDDR5 completa de 12 GB, lo que dará a los desarrolladores mucha más libertad de acción, ayudando a manejar contenido 4K. En comparación, la Xbox One original solo tiene ocho gigabytes. El disco duro interno de 1 TB de la One X es también un 50 por ciento más rápido.

Ganadora: Xbox One X

Diseño

En términos de diseño físico, la Xbox One X tiene un acabado negro mate, que se distingue del blanco de la Xbox One S. Con gran potencia, viene con un mayor peso adicional: la Xbox One X pesa 2 libras más que la Xbox One S. Pese a esto, la diferencia en el tamaño es marginal. De cualquier manera, los días de la gigante Xbox One terminaron

Ambas consolas ofrecen la misma cantidad de puerto en la parte posterior y cuentan con fuentes de alimentación. En el frente, ofrecen una sola salida USB, aunque en lados opuestos. En la Xbox One X, el botón de expulsión se encuentra debajo de la ranura del disco, mientras que en la Xbox One S se ubica al costado.

En la actualidad, muchos compran sus juegos digitalmente y eres de los que ha dejado de lado los discos, la Xbox One S viene en una edición “totalmente digital” sin unidad de disco. En términos de apariencia, la franja negra donde normalmente estaría el lector de discos solo hay una franja blanca.

La principal diferencia de diseño entre ambas puede afectar cómo organizas tu centro de entretenimiento. En la Xbox One S, el calor llega a través de la parte superior de la consola. La Xbox One X dispersa el calor por la parte posterior. Esto significa que puedes apilar otras consolas, reproductores de DVD, cajas de TV, etc., encima de la Xbox One X sin temor a sobrecalentar el sistema.

Ganadora: Xbox One X

Resolución

Demo ForzaTech en 4K 60FPS

Todo se ha hecho para impulsar la resolución 4K. Siendo cuatro veces mayor el nivel de detalles del estándar 1080P, la resolución 4K ofrece detalles más nítidos, más reales. Teniendo en cuenta que la Xbox One original tuvo problemas a la hora de entregar 1080P a más de 30 fotogramas por segundo, la Xbox One X esta concebida para permitir juegos de resolución Ultra HD a mayores velocidades.

Desde su lanzamiento, muchos juegos se han actualizado para admitir 60 fotogramas por segundo y reproducción en 4K en Xbox One X. Aquí te mostramos una lista actualizada de ellos.

Los juegos actualizados son nítidos, y el HDR da vida a las sombras de una manera que ninguna otra consola puede replicar

Ganadora: Xbox One X

Soporte Home Theater

Mientras que la Xbox One X ofrece la capacidad de 4K en Netflix o YouTube, hasta que el uso de Internet de alta velocidad sea más común, un reproductor Blu-Ray 4K UHD será necesario para aquellos que quieran aprovechar al máximo su TV 4K.

No hay duda que la Xbox One no puede competir cuando se trata de soporte de medios 4K. Pero la Xbox One S sí que puede, por lo que sigue siendo una opción viable.

Al igual que la Xbox One y Xbox One S, la Xbox One X es compatible con la propia HRTF desarrollada internamente de Microsoft, así como la velocidad de transmisión de bits para audio, y cuenta con la compatibilidad de Dolby Atmos para aquellos que tengan esa configuración.

Ganadora: Xbox One X

HDR

Aunque menos comercializable, el High Dynamic Range (HDR) es la otra tecnología de visualización que se usa como argumento para que los consumidores actualicen su consola. Funciona con pantallas compatibles con HDR para mostrar una gama más amplia de luces brillantes y oscuras, generalmente con la ayuda de OLED o de atenuación local. Las explosiones parecen fuego real y las sombras tienen más detalles.

Eso es algo que la Xbox One simplemente no puede hacer, por lo que se queda atrás. Tanto la Xbox One S como la Xbox One X son compatibles con HDR 10, con juegos compatibles y mejoras visuales notables.

Ganadora: empate

Soporte de juegos y compatibilidad

Al igual que la PlayStation 4 Pro, dependerá de los desarrolladores aprovechar la potencia adicional de la Xbox One X con mejores números de fotogramas y compatibilidad nativa 4K.

En lo que respecta al soporte, todos los juegos se juegan en Xbox One, Xbox One S y Xbox One X. Eso incluye el acceso a la biblioteca compatible con versiones anteriores de Xbox 360. De hecho, una pequeña selección de juegos de la Xbox 360, incluidos Halo 3 y Fallout 3, han recibido actualizaciones de Xbox One X para un mejor rendimiento

Ganadora: Xbox One X

Precio y disponibilidad

La mayor diferencia entre la Xbox One X y la Xbox One S es el precio. La Xbox One X tiene un costo de $500 dólares. Si no tienes un televisor 4K HDR, sacar el máximo provecho de esta consola premium te costará un poco más.

Mientras tanto, la Xbox One S cuesta alrededor de $300 dólares por un “paquete inicial”, que incluye un Xbox Game Pass por tres meses y que te permite jugar una amplia variedad de juegos sin necesidad de comprarlos directamente. Regularmente puedes encontrar ofertas, por lo que es posible comprarla a un meno precio. Si optas por la alternativa sin disco, la Xbox One S totalmente digital cuesta solo $250 dólares.

Puede que no haya un claro ganador en la discusión de precios, pero hay un claro perdedor. Incluso con mejoras significativas en el rendimiento, la Xbox One X es una gran pregunta en esta etapa del ciclo de vida de la Xbox One. Si aún no posee una consola Xbox One, puede ser una píldora más fácil de tragar, pero para aquellos que se sientan bien con una Xbox One o Xbox One S, el salto puede no parecer valioso, especialmente teniendo en cuenta que la próxima generación de Xbox se lanzará hacia fines de 2020.

Consideramos que, incluso con mejoras de rendimiento significativas, la Xbox One X es algo cara. Para todos aquellos que se sientan bien con una Xbox One o una Xbox One S, el salto al doble de precio puede que no valga la pena.

Ganadora: Xbox One S

Conclusión

Hay dos puntos de vista a tomar en cuenta al momento de elegir una de las dos Xbox, y se definen según tus prioridades: rendimiento o asequibilidad. La Xbox One S ofrece un sistema de calidad a un precio bastante bajo. Para muchos, y especialmente para aquellos que no tienen TV 4K, la Xbox One S es una excelente opción. Sin embargo, si deseas sacar el máximo provecho a tus juegos, la Xbox One X es el sistema ideal, ya que ofrece un rendimiento que los competidores no pueden igualar.

Ganadora general: Xbox One X

*Actualizado el 7 de octubre de 2020 por Aron Covaliu.

Recomendaciones del editor