Los videojuegos podrían apoyar el desarrollo de adolescentes

Un explosivo crecimiento ha experimentado el uso de videojuegos en línea, debido a las medidas de confinamiento asociadas al coronavirus. Pero, ¿qué impacto podría tener esto en el desarrollo de los jóvenes?

Un grupo de investigadores de la Universidad de Bournemouth, del Reino Unido, quiso descifrar el impacto de los videojuegos en el desarrollo moral de adolescentes y jóvenes, y los resultados fueron sorprendentes.

“Nuestro sentido de moralidad y la forma en que tomamos decisiones morales, nuestro razonamiento moral, se desarrolla a medida que crecemos y nos volvemos más conscientes de la vida en la sociedad en general”, explica la investigadora Sarah Hodge, especialista en ciberpsicología.

Según Hodge, “nuestros pensamientos sobre el bien y el mal se basan inicialmente en lo que pensamos que podrían ser los castigos y/o recompensas. Esto luego se convierte en una mayor comprensión del papel de los factores y circunstancias sociales en las decisiones morales”.

La especialista reconoce que si bien existe un debate de larga data sobre los efectos de los videojuegos en el desarrollo moral, particularmente en los jóvenes, generalmente se enfoca en si el contenido violento causa un comportamiento agresivo o violento.

A su juicio, la dimensión moral de los videojuegos es mucho más compleja que la mera representación de la violencia. “A menudo requieren que los jugadores tomen una variedad de elecciones morales”, explica.

Videojuegos podrían apoyar desarrollo

Los investigadores encuestaron a escolares de 11 a 18 años y a universitarios de 17 a 27 años, con el objetivo de evaluar sus hábitos de juego y el desarrollo de su razonamiento moral, utilizando la medida de reflexión sociomoral.

Los participantes respondieron 11 preguntas sobre temas como la importancia de cumplir promesas, decir la verdad, obedecer la ley y preservar la vida. Los resultados mostraron grandes diferencias entre ambos grupos.

Según las conclusiones, entre estudiantes de 11 a 18 años, los videojuegos no solo podrían afectar el desarrollo moral, sino que podría apoyarlo.

Si bien las mujeres suelen tener un razonamiento moral más desarrollado, los resultados demostraron que los hombres más propensos a usar videojuegos, tenían niveles más altos de razonamiento.

Además, detectaron que los adolescentes que usaban una mayor variedad de géneros de videojuegos también tenían un desarrollo moral más alto.

“Esto sugiere que jugar videojuegos podría apoyar el desarrollo moral”, advirtió la especialista.

Sin embargo, otros factores, como sentirse menos comprometido e inmerso en un juego, jugar títulos con contenido más maduro -como Call of Duty y Grand Theft Auto– estaban vinculados con un razonamiento moral menos desarrollado.

Sin efecto después de los 18

El estudio también confirmó que hubo poca o ninguna relación entre el desarrollo del razonamiento moral de los estudiantes universitarios y el uso de videojuegos.

Los resultados son consistentes con investigaciones anteriores, que encontraron que jugar videojuegos violentos entre 14 y 17 años hacía más propenso a los adolescentes a hacerlo en el futuro, que no encontró la misma relación entre jóvenes de 18 a 21 años.

“Los 18 años es la edad a la que se considera que los jóvenes en muchos países se han convertido en adultos, lo que genera muchos cambios y nuevas experiencias en sus vidas, como comenzar a trabajar a tiempo completo o la educación superior. Esto podría ayudar a respaldar su desarrollo moral, de modo que los videojuegos ya no tengan probabilidades de ser influyentes”, agregó.

Según la investigadora  los sistemas de clasificación de videojuegos por edad, como PEGI y ESRB, cobran relevancia, porque los menores de 18 años parecen más susceptibles a los efectos morales.

Recomendaciones del editor