Astrónomos calcularon cómo surge la vida inteligente

Un nuevo artículo publicado en la revista científica Proceedings of The National Academy of Sciences señaló que la vida se genera rápidamente en ecosistemas similares a la Tierra, pero que sea inteligente es poco probable.

La publicación analizó las posibilidades de que vida inteligente aparezca en el universo y si existen planetas que entreguen condiciones y ecosistemas similares a los que vemos en nuestro planeta.

Uno de los principales investigadores del estudio, David Kipping, quien es astrónomo de la Universidad de Columbia, se dedicó a utilizar un método estadístico llamado “análisis bayesiano” para investigar toda la data disponible.

Este tipo de análisis es “una forma de describir y actualizar las creencias o el contenido de la información, cuando se ve o se obtiene algún dato”, según Will Farr, astrofísico de la Universidad Stony Brook.

Para ahondar más en el significado, el científico entregó un ejemplo concreto: “¿Qué posibilidades tengo de acertar un tiro libre en este momento, dado que he fallado las últimas 20 veces que lo intenté? Este enfoque obliga a los investigadores a examinar las superposiciones involucradas en cada pregunta”.

Astrónomos calcularon el surgimiento de la vida inteligente

La investigación registró todos los datos sobre cuánto tiempo tardó la vida y la inteligencia en emerger en la Tierra, para luego realizar estimaciones concretas.

Todos estos datos fueron aplicados al enfoque bayesiano, con el que se buscó determinar si cada proceso de surgimiento de vida es un “proceso rápido” o un “escenario lento, raro e indeterminado”.

Los resultados arrojaron que el surgimiento en la vida fue lento, ya que tardó aproximadamente 4.2 billones (4,210 millones) de años en formarse, tras diversas colisiones con otros mundos perdidos, que ralentizó más el proceso.

Los datos que aplicó Kipping para esta conclusión fueron los siguientes:

  • La Tierra se hizo habitable hace 4.2 billones (4,210 millones) de años.
  • Tras la formación de la Luna, pasaron 300 millones de años para que el planeta se enfriara.
  • Los primeros registros de vida en el planeta (microfósiles), se remonta a 3.5 billones (3,500 millones) de años.
  • El primer indicio de vida ocurrió 745 millones de años después que el planeta se hiciera habitable.
  • Los humanos aparecieron hace medio millón de años, considerado una parte ínfima de la evolución del planeta.
  • La vida inteligente llegó a instaurarse con la aparición del homo sapiens.
  • Como factor probable, se cree que actualmente vivimos en el último quinto de la historia habitable de la Tierra.
  • Los astrónomos estiman que en los próximos mil millones de años, el Sol se podrá extremadamente brillante causando colapse el ecosistema, plantas, cadena alimenticia.
  • Se espera que solo los microbios sobrevivan a este proceso.

Tras aplicar diversos mecanismos de análisis, entre los que se encontraban rigurosos modelos científicos, Kipping arrojó números con probabilidades de existencia de vida inteligente.

Astrónomos calcularon el surgimiento de la vida inteligente

Para esto, se explicó que el proceso llamado abiogénesis, que significa la aparición de “cosas animadas” en el planeta, sólo tendría 3:1 de probabilidades de generarse dentro de un contexto de evolución y formación de un planeta lento.

Los expertos enfatizan que tuvieron que pasar más de cuatro billones (4,000 millones) de años para que existiera una especie como la humana, mientras que ellos estiman que la Tierra será habitable solo otro billón (1,000 millones) de años.

Ante este contexto, la extrapolación de estas probabilidades hacia otros sistemas conocidos en el universo arroja un escenario complejo para encontrar la presencia de vida.

El astrofísico Will Farr enfatizó que “si queremos generalizar estos resultados sobre los extraterrestres, hay que hacer mucho trabajo, ya que todo el proceso se basaría en la especulación, por lo que los números del aquel documento serían de base bastante subjetivos”.

Astrónomos calcularon el surgimiento de la vida inteligente

Por ahora el artículo de Kipping solo analiza cuándo surgió la vida y emergió la inteligencia, utilizando los parámetros y datos que la ciencia tiene con respecto al desarrollo de los fenómenos.

A raíz del estudio, los expertos plantean desarrollar en el futuro un “modelo matemático” con el que sea posible analizar la habitabilidad, la vida y la inteligencia de algún lugar.

Por otro lado, el concepto de inteligencia también cae en lo subjetivo, señalan los expertos, debido a que en el documento se “define a una especie inteligente como una que sea capaz de elaborar estudios como estos, como también en criaturas marinas que conviven en ecosistemas diferentes al nuestro pero en la misma Tierra”.

El documento no utilizó rasgos para definir la inteligencia, ya que parámetros como el lenguaje, la creación de herramientas, la capacidad de raciocinio y la construcción no son sólo exclusivos de los humanos.

Recomendaciones del editor