Ingeniero amasó una pequeña fortuna defraudando a Microsoft

Hasta 20 años en la cárcel podría pasar un ingeniero que se apropió de $10 millones de dólares mientras trabajó para Microsoft entre 2016 a 2018.

El desarrollador de software Volodymyr Kvashuk fue hallado culpable por la Corte de Distrito de Seattle (Estados Unidos) por 18 cargos, entre ellos fraude electrónico, lavado de dinero y robo de identidad,

Asimismo, el tribunal le imputó la presentación de declaraciones de impuestos falsas y fraude postal, así como acceso fraudulento a dispositivos y una computadora protegida.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Oficina del Fiscal de Distrito Oeste de Washington, el individuo participó en las pruebas de la plataforma de ventas en línea de Microsoft, y utilizó dicha posición para robar el “valor almacenado en moneda”.

Vendiendo por internet tarjetas digitales de regalo, el ciudadano ucraniano hizo una pequeña fortuna, Con ella, pudo comprar una casa frente al lago de $1.6 millones de dólares y un Tesla, que le costó $160,000, por lo que debió de tratarse de un Model X.

“Inicialmente, comenzó a robar cantidades más pequeñas por un valor total de aproximadamente $12,000 dólares, usando el acceso a su propia cuenta. A medida que los robos aumentaron a millones de dólares de valor, utilizó cuentas de prueba asociadas con otros empleados”, detalló la nota de prensa.

En su calidad de “desarrollador de software bien informado”, que Kvashuk intentó enmascarar la evidencia valiéndose de un servicio de mezcla de Bitcoin antes de que los fondos fuesen a parar a su cuenta bancaria.

Según consta en los registros y testimonios presentados en la causa, el ingeniero amasó aproximadamente $2.8 millones de dólares en Bitcoin durante siete meses de actividad ilegal. Posteriormente, aseguró en sus formularios de declaración de impuestos que el dinero fue regalo de un pariente.

El imputado aseguró que no tenía la intención de defraudar a Microsoft y afirmó que estaba trabajando en un proyecto especial para beneficiar a la empresa. Sin embargo, sus palabras fueron calificadas como “mentiras encima de mentiras” por el fiscal federal adjunto Michael Dion.

El experto de 25 años “se escondió detrás de los nombres de sus colegas, dejando huellas de fraude y engaño en cada paso”, manifestó durante los alegatos finales el asistente del fiscal de Estados Unidos, Siddharth Velamoor, quien calificó las andanzas de Kvashuk como un “crimen de codicia”.

“Además de defraudar a Microsoft, también robó al gobierno al ocultar sus ingresos fraudulentos y presentar declaraciones de impuestos falsas”, comentó el agente Ryan L. Korner, quien representó a la Unidad de Delitos Cibernéticos del Servicio de Impuestos Internos.

Recomendaciones del editor