Uber puso en circulación autos que podían incendiarse

logotipo de uber
El año pasado, la compañía automotriz Honda retiró del mercado uno de sus vehículos, el Vezel SUV, porque presentaba riesgo de incendiarse. Pero pese a esto, Uber continuó arrendando estos autos a sus conductores en Singapur.

Esta acusación proviene de un reporte investigativo publicado por el Wall Street Journal. El informe afirma que varios correos electrónicos internos de la compañía de transporte muestran que los gerentes de Uber en Singapur estaban al tanto del retiro de estos vehículos en abril del 2016. Sin embargo, los correos electrónicos parecen confirmar que continuaron alquilando estos SUVs a los conductores, sin corregir el defecto.

Aunque los correos electrónicos implican directamente a los ejecutivos de Singapur, no está claro si los ejecutivos de Uber en San Francisco, o el entonces CEO Travis Kalanick, quien renunció hace unos meses en medio de una nube de controversia, estaban enterados de esta situación.

El automóvil de uno de los conductores en Singapur se incendió en el puesto después de que Uber ignoró el retiro, según el informe. El incidente llevó a los gerentes en esa localidad a agregar nuevas medidas de seguridad y abordar el tema después del hecho.

Un portavoz de Uber dijo que la compañía tomó cartas en el asunto tan pronto como se enteraron del incidente, pero también admitió que podría haber manejado mejor la situación. “Tan pronto como se nos informó que un Honda Vezel de la flota de alquiler de Lion City se incendió, tomamos medidas rápidas para solucionar el problema, en estrecha coordinación con la Autoridad de Transporte Terrestre de Singapur, así como expertos técnicos”, afirmó. “Pero reconocemos que podríamos haber hecho más, y ahora lo hemos hecho”.

Desde entonces, Uber ha introducido un protocolo de retiro de vehículos, para lo cual anunció que ha contratado a tres expertos internos con el objetivo de asegurar que la compañía sea “completamente sensible” a los retiros de seguridad, dijo el portavoz.

Uber compró los coches de una docena de importadores de automóviles y no directamente de Honda, señaló el informe. El portavoz de Uber dijo que ahora sólo están comprando vehículos de distribuidores autorizados que honren contractualmente los retiros de seguridad.

Recomendaciones del editor