Un VW Passat transformado en caseta rodante podría romper un récord

shed volswagen passat
Si alguien te pregunta cuál es la velocidad máxima de la caseta de almacenamiento que tienes en tu jardín, seguramente pensarías que está un poco confundido y le dirías que el cobertizo no se mueve, porque está firmemente unido a una losa de cemento. Pero si le haces es pregunta a Kevin Nicks, te responderá que a casi 100 metros por hora.

Este carpintero británico se dispuso a interrumpir la industria de las casetas de almacenamiento, cobertizos, o sheds, mediante la construcción de uno que es capaz de moverse y establecer un récord de velocidad terrestre. Si te preguntas cómo es posible, es porque la pequeña cabaña fue construida en base a un Volkswagen Passat antiguo.

Nicks tratará de llegar a 100 mph en un cobertizo de madera durante el ​​evento de Straightliners Wheelie & Speed, que tendrá lugar el 19 y 20 de agosto en Inglaterra, y piensa tomar este desafío para recaudar dinero para organizaciones caritativas.

Este ingenioso hombre explica que compró un Volkswagen Passat 4 Motion con 190,000 millas para usar las piezas del automóvil en otros proyectos, pero se encariñó tanto con el vehículo que no tuvo el corazón de desmantelarlo. Entonces, se quedó con el carro hasta que finalmente descubrió qué hacer con él.

“Pensé en ello durante unos meses y luego tuve un momento ‘eureka’ cuando estaba caminando por una tienda hecha de troncos de madera que yo mismo había construido”, dijo Nicks a la revista británica Autocar en una entrevista. En el pasado ya había intentado establecer récords de velocidad, pero nunca logró romper la barrera de los 100 mph., pues la velocidad más alta que ha logrado alcanzar hasta ahora es de 99.766 mph.

Después de quitar la carrocería del Passat, soldó una estructura de acero al chasis y colocó el cobertizo sobre él. El motor V6 de 2.8 litros del Passat, la transmisión manual de cinco velocidades, y el sistema de tracción total 4Motion fueron retenidos, dando a la cabaña casi 200 caballos de fuerza y ​​tracción óptima en condiciones resbaladizas. Cualquiera que se haya sentado en un Passat de quinta generación reconocerá inmediatamente partes interiores, como el volante y el grupo de instrumentos.

Este inusual vehículo es totalmente legal para recorrer las calles en el Reino Unido, y fotos publicadas en Facebook muestran que Nicks lo ha estado manejando por todos lados desde que lo terminó en el 2015.

Su determinación de alcanzar finalmente su objetivo lo llevó a instalar un sistema de inyección de óxido nitroso, similar a los que se encuentran en vehículos de alto rendimiento, como algunos autos de carrera. Esto aumenta el poder del V6 hasta cerca de 265 caballos de fuerza, que no es mucho en un vehículo que pesa casi 5,000 libras.

Nicks explica que su mayor problema es que el cobertizo, por razones obvias, no tiene las propiedades aerodinámicas adecuadas para velocidad, pero de todas formas espera lograr convertirse en el primer hombre en alcanzar 100 millas por hora en un cobertizo de jardín.

Recomendaciones del editor