Revisión teléfono SPC JASPER: una vuelta al pasado

revision spc jasper base carga

Revisión teléfono SPC JASPER: una vuelta al pasado

“Pensado para personas mayores, actualiza el formato, que revive ahora gracias a las pantallas flexibles, con aplicaciones muy populares.”
  • Aplicaciones
  • Botones teclado grandes
  • Control por voz
  • Linterna
  • Resolución cámara
  • Botón linterna
  • Pantalla pequeña para algunas apps

Vivimos un revival de los teléfonos tipo clamshell en versión modernizada por las pantallas plegables (nos referimos a Galaxy Z Flip y Motorola Razr). En realidad, nunca se han marchado del mercado. Permanecen versiones similares a los antiguos, solo que orientados a personas mayores.

Siguen vendiéndose y apareciendo nuevos modelos, como el de la firma española SPC, llamado JASPE. Conservando el formato con tapa, este dispositivo va más allá e incorpora algunas aplicaciones muy utilizadas actualmente.

Un formato práctico

Compacto, ligero, manejable… Estos calificativos describen las principales cualidades del SPC JASPE por sus pequeñas dimensiones (108 x 57 x 20 mm) y peso (127 gramos). Fabricado en plástico gris oscuro y negro, el teléfono trae una pantalla no táctil de 2.8 pulgadas integrada en la tapa y otra en el exterior de 1.44 pulgadas en la que muestra la hora (en grande), la fecha y la carga de batería. Arriba de ella, incorpora una cámara de fotos de 2 megapíxeles y, justo debajo de esta, la diminuta luz de la linterna.

En la parte de atrás, además del altavoz en la parte inferior, arriba verás un botón SOS. Cuando se pulsa, el teléfono llama de forma automática y consecutiva a cinco números previamente establecidos, hasta que uno de ellos atienda.

El teclado ocupa toda la parte inferior, con botones grandes y algunas para acceder directamente a la cámara, al asistente de voz de Google y WhatsApp. El botón central del icono del micrófono facilita el acceso y el desplazamiento por las cinco aplicaciones preinstaladas.

Hardware viejo, aplicaciones actuales

SPC JASPER mantiene el hardware de los antiguos móviles clamshell y, a la vez, adopta algunas de los teléfonos inteligentes, como la incorporación de la cámara y, sobre todo, de aplicaciones muy populares: WhatsApp, Facebook, Google Assistant, Google Maps y YouTube. Para acceder a ellas, simplemente se pulsa hacia la izquierda en el botón central con el icono de micrófono y, luego, hacia arriba o hacia abajo para elegir una.

Google Assistant se activa pulsando prolongadamente el botón del micrófono. De esta manera, puedes pedirle “Envía un mensaje”, “Cuéntame un chiste”, “Llamar por teléfono”, “Abre YouTube”. En nuestras pruebas, ha respondido bien a nuestras órdenes (y sin necesidad de configurar la voz previamente). Es un proceso cómodo y fluido.

La app de Google Maps integrada en este teléfono también aprovecha la comodidad y la facilidad de la voz para encontrar direcciones. Esto simplifica las búsquedas. Es una versión especial de la app porque al abrirla te aparecen una serie de opciones predeterminadas que la hacen aún más sencilla. Una vez abierto el mapa, pese a que la pantalla es muy pequeña, es posible ampliar (y reducir) para verlo todo más grande (o pequeño).

También facilita saber los restaurantes, gasolineras, lugares de interés y estaciones de tren cercanas con solo pulsar en los iconos correspondientes. Tal vez lo más complicado para alguien mayor sea la opción de “Cómo llegar” si nunca ha utilizado esta aplicación de Google. Si la conoce, entonces no debería suponer un problema.

La app de YouTube también está preparada para realizar búsquedas por voz. Y para aprovechar al máximo la pantalla, cuando abre el vídeo, de forma automática la imagen gira 90 grados para verlo todo más grande, aunque obliga a poner el teléfono en horizontal.

Cámara de fotos y especificaciones

La lente de 2 megapíxeles está situada en el frontal, pero no es posible tomar selfies con ella. Al abrir la tapa, funciona como una cámara trasera. Se accede a ella pulsando un botón en el teclado, lo cual resulta muy sencillo. Da algunas opciones, como la posibilidad de activar o desactivar el flash, un temporizador y una cuadrícula. Sin embargo, con esa resolución, las imágenes capturadas dan muy poca calidad.

La batería del teléfono, extraíble, es de 1,600 mAh. Su autonomía dependerá el uso que se le dé, como sucede con cualquier equipo. Se recarga con un cable directamente en el puerto micro USB o también puedes conectarlo a una base que viene incluida (tarda tres horas en llenarse por completo). En cuanto a la autonomía, si se usa principalmente para hablar y enviar mensajes, se puede esperar que dure varios días. El dispositivo es compatible con 4G, wifi y Bluetooth.

Experiencia de uso

Por el teclado y la pequeña pantalla, SPC JASPER nos ha recordado a los antiguos móviles de Nokia. Si bien ya estábamos familiarizados con este tipo de teléfonos, nos ha costado un poquito acostumbrarnos a manejarlo en la primera toma de contacto. Demasiado tiempo habituados a las pantallas táctiles con las que todo va más fluido y rápido. Eso sí, es muy cómodo eso de abrir la tapa para responder llamadas.

Alguna vez se nos ha quedado colgado con un vídeo de YouTube: hemos pausado cerrando el teléfono y, al abrirlo, la pantalla se ha quedado en gris (lo hemos solucionado pulsando varios segundos sobre el botón rojo de apagado del teléfono). También nos ha dado problemas el acceso a Google Assistant: al pulsar sobre el botón del micrófono, en vez activarse esta app, se nos ha quedado la pantalla en gris varias veces, pese a que hemos recuperado la pantalla principal pulsando varios segundos en la tecla roja de colgar.

Aparte de estos inconvenientes, la linterna se enciende y se apaga sin darte cuenta muy frecuentemente, porque es muy fácil rozar el botón del lateral izquierdo al agarrar el teléfono.

Conclusión

SPC JASPER nos parece un teléfono muy cómodo por sus dimensiones y peso. Se abre con facilidad, incluso con una sola mano. El tamaño grande de las teclas facilita las pulsaciones, aunque como no es un teclado qwerty, es necesario teclear varias veces hasta seleccionar la letra deseada. Y esto le hace mucho menos ágil que una pantalla táctil de un smartphone. Las 2.8 pulgadas de la pantalla nos parecen apropiadas para leer mensajes, todo lo contrario para ver vídeos de YouTube o consultar un punto en Google Maps.

A diferencia de otros teléfonos móviles orientados a personas mayores, en los que se ha potenciado esta función, el volumen al máximo tal vez no alcance para quienes presenten algo de pérdida de audición. También echamos en falta que se pueda agrandar el tipo de letra y los números, así que tampoco lo recomendamos para los que sufren de deficiencias en la visión.

En definitiva, creemos que es un buen teléfono para mayores que quieran llamar sin preocuparse de deslizar el dedo, simplemente abriendo y cerrando la tapa, además de estar comunicados con su familiares a través de los mensajes de WhatsApp (y SMS). No estamos seguros de si una persona sabrá desenvolverse con el resto de las aplicaciones integradas sin estar familiarizada con ellas. No obstante, nos parece buena idea que estás apps estén disponibles, ya que algunos usuarios sí le sacarán provecho, todo depende de cada cual.

El precio de 99.90 euros lo hace asequible a todos los bolsillos, aunque con este mismo diseño tipo clamshell encuentras otras alternativas con menor precio (Panasonic KX-TU466 o Doro 2404, por ejemplo). Eso sí, el modelo de SPC es más avanzado que estos por las apps y, tal vez, te merezca la pena pagar un poco más por ellas.

Recomendaciones del editor