Revisión del robot aspirador friegasuelos Roborock S6 Pure

revision roborock s6 pure opinion caracteristicas precio

Revisión del robot aspirador friegasuelos Roborock S6 Pure

“Mínimas diferencias con el modelo anterior, el Roborock S6, a un precio menor, aunque tampoco es de las más asequibles.”
  • Mapeo y navegación
  • Autonomía de sobra
  • Limpieza por zonas y habitaciones
  • App sencilla
  • Fregado o trapeado superficial
  • Modo silencioso
  • Tiempo de carga de 6 horas

El éxito de los robots aspiradores ha llevado a que en las tiendas se venda una multitud de modelos, de todos los precios y gustos. Los más completos permiten la función de friegasuelos, como el último modelo de Roborock, llamado S6 Pure. Especializada en este tipo de electrodomésticos, esta firma también fabrica modelos para Xiaomi, que es uno de sus inversores. S6 Pure compite con el mismo software u diseño que su antecesor (S6) con un precio más económico.

Diseño circular con sombrerito

Roborock S6 Pure se parece a la mayoría de los robots aspiradores en la forma circular. Fabricado en plástico blanco mate, el dispositivo mide de alto 7.5 cm (2.9 pulgadas) y su perímetro es de 35 cm (13.7 pulgadas). En la parte superior incorpora un pequeño saliente también redondo. En este sombrerito, con una altura de 2 cm (0.7 pulgadas), se encuentran algunos sensores, y debes tener en cuenta que al sobresalir, aunque sea poco, puede impedir que el robot limpie debajo de mesas (u otros muebles), como nos ha pasado en nuestras pruebas.

roborock s6 pure
Marta Villalba/Digital Trends

En esa parte de arriba del robot solo verás dos botones, el de encendido y apagado y el de regreso a la estación de carga. La mitad inferior se abre para introducir y sacar el depósito del polvo, y ahí también se encuentran el indicador luminoso del wifi, el botón de reinicio del sistema y un espacio para alojar un pequeño cepillo con el que se limpia el filtro de aire del depósito.

Por debajo, además de sensores y ruedas, incorpora los cepillos, uno de ellos en el lateral derecho con forma de aspa. En esta parte que está en contacto con el suelo se acopla el tanque del agua (180 ml) para fregar el suelo. Este recipiente es muy delgado. Ponerlo y quitarlo es sumamente sencillo.

roborock s6 pure filtro aire
Marta Villalba/Digital Trends

El depósito del polvo no es demasiado grande, 460 ml, esto es 20 ml menos que su antecesor S6, pero es más que suficiente si utilizas el Roborock S6 Pure en días alternos. Este depósito se extrae con facilidad del robot. Se abre bien para desechar el polvo en la basura pero hemos visto otros más cómodos. Para limpiar el filtro del aire no basta con darle unos toques, se necesita la ayuda del cepillito incluido para despejarlo por completo, y si quieres puedes lavarlo con agua para quitarle restos del polvo.

Función de friegasuelos (trapeo)

Para la limpieza de fregado de suelos se adapta al tanque de agua un paño (con la misma forma que este de media luna). Se inserta por una ranura y luego se adhiere al tanque con velcro. Queda bien sujeto. Es posible regular la salida de agua (alto o bajo) con un botón físico en el depósito. En la posición de mayor entrada de agua, el robot friega mejor el suelo que con la otra, pero no llega a hacer suficiente presión como para librarte de las manchas del suelo. Lo sentimos, pero para eliminarlas deberás recurrir a la fregona o trapeador. Desafortunadamente, esto sucede también con otros robots con función de friegasuelos del mercado (entre ellos, Ecovacs Deebot Ozmo 920), no es algo específico de este modelo de Roborock.

Para proteger el suelo de la humedad justo mientras se recarga, en la caja incluye una alfombrilla de plástico transparente que se fija al suelo mediante unos adhesivos. Esto está pensado para cuando el robot vuelve a la estación de carga después de terminar de fregar y no te encuentras en casa para poder quitárselo.

Múltiples opciones de limpieza

Roborock S6 Pure mapea toda la casa a medida que la recorre y cuenta con un sistema de navegación láser muy preciso. Comienza la limpieza por el perímetro de la estancia y luego recorre el resto del espacio en zigzag sin dejarse nada sin aspirar. Todos los movimientos pueden verse en tiempo real en un mapa desde la app Roborock. El robot resulta muy versátil, ya que permite seleccionar varios modos de limpieza desde la aplicación. Puedes elegir, a través del mapa, que limpie en una habitación determinada, crear un área para que solo limpie ahí e incluso indicarle un punto de limpieza concreto al que acuda con solo señalarlo en el mapa. También unir, por ejemplo, dos estancias para que solo aspire allí. Y, por supuesto, es posible delimitar zonas con muros virtuales para que no limpie en ellas, así como programar días y horarios.

roborock s6 pure
Marta Villalba/Digital Trends

Ofrece cuatro modos de limpieza: equilibrado, que viene por defecto, turbo, máximo y silencioso. Este último no hace honor a su nombre, porque lo cambias y el ruido es el mismo que en el modo equilibrado. También cuenta con un modo alfombra: cuando pasa sobre una, se incrementa la potencia de aspirado. A diferencia de otros modelos que se traban siempre con las carpetas finas, este robot las aborda mejor que otros que hemos probado.

Al activar el modo no molestar (DND), el robot se paraliza, es decir, no limpiará aunque la hayas programado para ello. Tampoco hablará, ni se iluminará durante el periodo de tiempo predeterminado en la app (de 22.00 a 8.00) o el elegido por el usuario.

Una app sencilla

Toda la limpieza se controla desde la app en remoto de forma sencilla. Mientras aspira se puede ver en tiempo real el área aspirada, los minutos empleados y el porcentaje de carga de la batería. Una vez completada, se guarda esta información en el historial. Desde ella, puedes programar horarios, ver las pautas de mantenimiento, elegir el nombre del robot y el idioma de su voz, entre otros ajustes.

Autonomía

En nuestras pruebas, Roborock S6 Pure ha aspirado un área de 77 metros cuadrados en 80 minutos, en la opción equilibrado, y la batería se ha quedado al 68 por ciento de su capacidad. Siempre nos ha sobrado autonomía incluso cuando ha limpiado la mayor área (101 metros cuadrados). La autonomía indicada por el fabricante es de 150 minutos (recomienda el robot para superficies de 250 metros cuadrados). El tiempo de carga es de 6 horas, indica Roborock, así que si no le da tiempo a limpiar toda la casa de una vez, luego podría tener que volver a salir y puede ser un problema según tus horarios y hábitos.

Conclusión

En la función de aspirador, S6 Pure no te defraudará, por su eficaz sistema de navegación láser, el de mapeo y su potencia de aspirado, aunque no esperes una limpieza profunda en la función de fregado o trapeado. Para casas de 250 metros, su autonomía debería ser suficiente para completar la limpieza con una sola carga. El depósito del polvo no es de los más grandes, y aun así no nos ha supuesto un problema utilizando el robot aspirador al menos tres días a la semana. Menos de esas tres veces y si el grado de suciedad es alto, tendrías que pausarlo y vaciarlo en plena faena, lo cual tampoco supone ningún problema si estás en casa.

Con todas las opciones de limpieza, su precisión en la navegación y la potencia, su precio oficial de 499 euros ($540 dólares) nos parece justo por sus prestaciones, aunque no es apto para todos los bolsillos. Si no buscas un robot aspirador que también friegue, existen multitud de opciones más baratas, aunque puede que no resulten tan completos ni potentes.

Con la función de friegasuelos y un precio oficial similar, las alternativas que podrían encajarte son los modelos Conga 2290 Panoramic de Cecotec, Deebot Ozmo 920 de Ecovacs, Explorer Serie 20 de Rowenta y Netbot Láser LS23 de Ikohs.

Recomendaciones del editor