Negocios

Juez aprueba la fusión millonaria de Sprint y T-Mobile

La millonaria fusión por $26 mil millones de dólares entre las compañías de telecomunicaciones Sprint y T-Mobile ya tiene luz verde, luego de que el juez Víctor Marrero aprobara la unión y tirara por la borda una petición de los fiscales generales de Nueva York, California, Connecticut, Hawái, Illinois, Maryland, Michigan, Minnesota, Oregón, Wisconsin, Massachusetts, Pensilvania, Virginia y el Distrito de Columbia, que habían presentado originalmente una demanda para bloquear el acuerdo tras la aprobación del Departamento de Justicia y Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos.

The Wall Street Journal anunció la situación este martes 11 de febrero y también dio cuenta de cómo las acciones de Sprint se empinaron por sobre un 75%, y las de T-Mobile un 10%.

El acuerdo llevaba más de un año empantanado por este bloqueo fiscal, y el principal leiv motiv para las compañías es “que su fusión les ayudaría a competir contra los mejores jugadores AT&T y Verizon, y avanzar en los esfuerzos para construir una red 5G a nivel nacional”.

El fallo del juez Marrero establece lo siguiente:

“El estancamiento resultante deja a la Corte carente de fundamentos suficientemente imparciales y objetivos en los que confiar para basar un pronóstico sólido de los probables efectos competitivos de una fusión”…la objeción según el juez “perseguiría un comportamiento anticompetitivo que, poco después de la fusión, directa o indirectamente, generará precios más altos o una calidad inferior para los servicios de telecomunicaciones inalámbricas”.

Por otra parte, el tribunal rechazó que Sprint pudiera continuar operando efectivamente como un competidor de servicios inalámbricos sin la fusión, “Por lo tanto, el Tribunal está sustancialmente persuadido de que Sprint no tiene una estrategia competitiva sostenible a largo plazo y, de hecho, dejará de ser un verdadero operador de red móvil nacional”.

La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, también se refirió a lo que considera un fallo injusto.

“No estamos de acuerdo con esta decisión de todo corazón, y continuaremos luchando contra el tipo de megafusiones perjudiciales para el consumidor para las que nuestras leyes antimonopolio fueron diseñadas para prevenir. Desde el principio, esta fusión ha sido sobre ganancias corporativas masivas sobre todo lo demás, ya pesar de las falsas afirmaciones de las compañías, este acuerdo pondrá en peligro a los suscriptores inalámbricos donde más les duele: sus billeteras”, sostuvo.

Recomendaciones del editor