Skip to main content

Sony se desploma en la bolsa tras la compra de Activision por Microsoft

El anuncio de compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft tuvo un efecto inmediato: el desplome de Sony en la bolsa de Tokio.

La tecnológica japonesa se hundió este miércoles 19 de enero más de 9 por ciento en la apertura de la bolsa de Tokio, horas después del anuncio efectuado por Microsoft.

Las acciones de Sony abrieron con una fuerte caída; luego de la primera hora de negociación acumulaban un desplome de 9.3 por ciento.

De esta manera reaccionaron los accionistas de la empresa japonesa ante la operación efectuada entre ambas compañías estadounidenses, catalogada como la mayor adquisición por parte de Microsoft y una clara señal para convertirse en competidora directa de Sony en el ámbito de los videojuegos.

“Piensan que Microsoft hará que todos los juegos de Activision Blizzard sean exclusivos [de Xbox], perjudicando las ventas de PlayStation y ayudando a Microsoft a cerrar la brecha de ventas de hardware de Sony”, explica Serkan Toto, consultor de la industria de los videojuegos.

Activision es propietaria de títulos relevantes como Call of Duty, Crash Bandicoot, World of Warcraft, DiabloCandy Crush, que ahora pasarán a formar parte de la compañía fundada por Bill Gates.

Por su parte, Microsoft, que ya cuenta con una importante presencia en el sector de los videojuegos con su consola Xbox y títulos como Minecraft, ahora se convertirá en la tercera mayor empresa de este mercado en cuanto a facturación.

Sony tiene programado publicar las cuentas de su tercer trimestre fiscal, que incluye el periodo octubre-diciembre, además de la campaña navideña, el próximo 2 de febrero.

Recomendaciones del editor

Felipe Sasso
Ex escritor de Digital Trends en Español
Felipe Sasso es periodista y escritor. Desde temprana edad manifestó una importante inquietud hacia la escritura y las…
Las consecuencias internas que tendrá la compra de Activision
Hombre con una expresión facial de duda sobre un fondo con los juegos de Activision Blizzard y el logo de Xbox.

Esta semana, los memes de Crash Bandicoot como mascota de Xbox y no de PlayStation han inundado internet debido a la comentada posible compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft, que está valorada en $68,700 millones de dólares.

Lo cierto es que la compra de Activision Blizzard aún no se concreta. Si bien el dinero para realizar la compra está, hay temas regulatorios que la compañía debe superar primero. Entonces, si las autoridades antimonopolios de Estados Unidos autorizan la adquisición, esta se hará efectiva en el año fiscal 2023, que para Microsoft termina en junio de ese año.

Leer más
Sony rompe el silencio tras la compra de Activision por Microsoft
La imagen muestra a un hombre con mascarilla pasando cerca del logo de Sony.

No han sido días fáciles para Sony luego de que se diera a conocer la millonaria compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft.

Según los primeros informes, la transacción habría llegado a $68,700 millones de dólares, lo que la convierte en una de las compras más caras en el mercado de los videojuegos.

Leer más
¿Llegarán a PlayStation los juegos de Activision si Xbox la compra?
Activision Blizzard podría pasar a ser parte de Microsoft en una compra de $70,000 millones de dólares.

Activision Blizzard, la compañía de videojuegos detrás de series que año con año venden millones de unidades de al menos $60 dólares, como Call of Duty, y franquicias de gran abolengo y millones de jugadores en todo el mundo como Diablo y Warcraft, será comprada por Microsoft para ser parte de Xbox Studios en una transacción valuada en casi $70,000 millones de dólares. Sí, es una bomba para los mercados, pero también para la gamer o el gamer de a pie, en especial para aquellos con una PS5 y que se preguntan si podrán seguir jugando Call of Duty en la consola de Sony.

Entonces, ¿saldrán en PlayStation los juegos de Activision si se concreta la compra por parte de Xbox? No tenemos una bola mágica, pero sí algunos argumentos para dar una respuesta variopinta: unos sí, y otros no. Nos explicamos.

Leer más