Quiebre en Oriente: Samsung y LG rompen nexo con Huawei

Los temores de Estados Unidos sobre el presunto espionaje que Huawei haría para el gobierno de Beijing valiéndose de su generoso catálogo de productos ha sumado un nuevo y controvertido episodio.

Producto de las restricciones impuestas por las autoridades lideradas por el presidente Donald Trump, Samsung Electronics y LG Display han decidido dejar de suministrar sus pantallas para los teléfonos inteligentes de alta gama del fabricante chino.

Ofrecida en exclusiva por el portal Chosun Biz y replicada en medios como Reuters, la información añadió que LG Display desdramatizó la situación.

A través de un comunicado, la firma indicó que la medida “tendrá un impacto mínimo” en sus operaciones, pues el volumen de entregas a Huawei eran muy limitado.

Por su parte, Samsung, que equipa con paneles OLED a sus propios equipos móviles y a los de Apple, declinó comentar la noticia.

El quiebre de las empresas surcoreanas con Huawei se concretará el 15 de septiembre, agregó la versión de la agencia británica.

“Estados Unidos endureció aún más las restricciones sobre Huawei en agosto, prohibiendo a los proveedores vender chips fabricados con tecnología estadounidense al gigante chino de las telecomunicaciones sin una licencia especial”, afirmó Reuters.

El veto estadounidense a la firma china se concretó el 13 de agosto de 2020, según confirmó en su oportunidad el Departamento de Comercio de Estados Unidos, luego de que expirara una “licencia general temporal”.

Según lo informado por The Washington Post, la medida “podría complicar el funcionamiento de algunas redes de telecomunicaciones rurales y teléfonos móviles de Huawei”.

Tras calificarla como una amenaza para la seguridad nacional, la Casa Blanca prohibió a las firmas locales comerciar con la empresa china.

La licencia general temporal “permitió a los proveedores de software estadounidenses continuar enviando actualizaciones y parches a Huawei para que los distribuyera entre sus clientes de teléfonos móviles o equipos inalámbricos”.

Recomendaciones del editor