Skip to main content

Ikea está instalando cargadores EV ultrarrapidos para sus clientes

Ikea está tratando de mejorar aún más su atención al cliente y además darle un respiro al planeta, por eso en Estados Unidos está implementando más de 200 nuevos cargadores de vehículos eléctricos en 18 estados. La compañía también está instalando nuevos cargadores en sus tiendas para camiones eléctricos para realizar entregas a domicilio.

«Queremos hacer nuestra parte en la creación de ciudades bajas en carbono y transpirables, donde las personas y los productos puedan moverse de una manera conveniente, asequible y sostenible», dice Javier Quiñones, CEO y director de sostenibilidad de IKEA U.S. «Esto significa permitir que las personas viajen a nuestras tiendas IKEA de manera más sostenible y generen y usen energía renovable en casa».

En algunas ciudades de Europa, Ikea está alentando a los clientes a evitar conducir por completo: en Viena, por ejemplo, una tienda que abrió el otoño pasado se construyó sin lugares de estacionamiento, en un vecindario donde es fácil caminar, andar en bicicleta o tomar el transporte público.

En Alemania, las tiendas Ikea ofrecen remolques para bicicletas eléctricas que los clientes pueden alquilar a través de una aplicación para llevar artículos a casa; los remolques se pueden conectar a la bicicleta de un cliente o tirar a mano, ya que el motor eléctrico ayuda a transportar la carga.

Ikea trabajará con su socio Electrify America para agregar cargadores «ultra rápidos» de 150 kilovatios y 350 kilovatios; mientras alguien navega en la tienda durante 20 minutos, podría agregar de 200 a 300 millas de rango de manejo a su automóvil.

Recomendaciones del editor