Google advierte a los sitios web con anuncios pesados

Una gran noticia para los usuarios de internet es la que informó Google, ya que en agosto comenzarán un proceso de análisis y bloqueo de anuncios “pesados” que dificulten la carga y visualización de los sitios web.

Los ejemplos incluyen anuncios que extraen criptomonedas, están mal programados o no están optimizados para el uso de la red. Chrome bloqueará estos anuncios porque “agotan la vida útil de la batería, saturan las redes ya tensas y cuestan dinero”.

En este rango, hay tres distintos umbrales para los anuncios y publicidad que se verá contra las cuerdas:

  • Que los anuncios ocupen 4 MB de datos de red
  • 15 segundos de uso de CPU en cualquier período de 30 segundos o;
  • 60 segundos de uso total de CPU.

La herramienta que Google perfeccionará en su navegador, básicamente quiere terminar con los sitios web malos y castigar experiencias abusivas, no acabar con la publicidad en línea ni el negocio.

Esto porque además sería contraproducente para el mismo Alphabet, que gana con lo que los editores utilizan en Google Ads. El objetivo central sería optimizar la experiencia de usuario y facilitar la navegación.

Una de las justificaciones para tomar esta medida es que Google dice que “una fracción de un porcentaje de los anuncios” consume una parte desproporcionada de los recursos del dispositivo, incluidos los datos de la batería y la red. La compañía midió los anuncios que Chrome ve y apuntó a los anuncios más atroces, lo que significa aquellos que “usan más CPU o ancho de banda de red que el 99.9% de todos los anuncios detectados para ese recurso”.

Chrome limitará los recursos que puede usar un anuncio gráfico antes de que el usuario interactúe con la publicidad. Cuando uno de estos banners o piezas alcanza uno de los umbrales, el marco navegará a una página de error que simplemente dice “Anuncio eliminado”.

La compañía busca dar tiempo a los creadores de anuncios y proveedores de herramientas para “preparar e incorporar estos umbrales en sus flujos de trabajo”. Google también compartirá informes con los anunciantes para que puedan ver cómo el bloqueador de anuncios de Chrome está afectando sus anuncios.

Recomendaciones del editor