Escándalo: Amazon admite que repartidores orinan en botellas

Un nuevo escándalo enfrenta el gigante del comercio minorista Amazon, después de que resurgiera una serie de denuncias sobre las condiciones laborales de algunos de sus trabajadores.

Aunque en un principio había desmentido un tuit del representante demócrata Mark Pocan, quien denunció que trabajadores de la compañía eran obligados a orinar en botellas, la compañía finalmente admitió los hechos.

“Realmente no cree lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros. La verdad es que tenemos más de un millón de empleados en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y tienen excelentes salarios y atención médica desde el primer día”, había publicado Amazon el 24 de marzo.

1/2 You don’t really believe the peeing in bottles thing, do you? If that were true, nobody would work for us. The truth is that we have over a million incredible employees around the world who are proud of what they do, and have great wages and health care from day one.

— Amazon News (@amazonnews) March 25, 2021

Amazon se disculpa

Sin embargo, a comienzos de abril de 2021 la compañía terminó por admitir que las denuncias eran ciertas, aunque solo se disculpó con el representante demócrata y no con sus propios empleados.

“Fue un autogol, no estamos contentos y le debemos una disculpa al representante Pocan —dijo la compañía en una publicación de blog, donde matizó que se trata de un problema que es extensivo a toda la industria y no solo a Amazon—. Todavía no sabemos cómo [resolverlo], pero buscaremos soluciones”, apuntó.

Explicó que el tuit del 26 de marzo solo contempló a los trabajadores de los centros logísticos de Amazon, pero no consideró la realidad de los conductores.

“Sabemos que los conductores pueden tener problemas para encontrar baños, a veces debido al tráfico o a las rutas rurales, y este ha sido especialmente el caso durante el COVID-19, cuando se cerraron muchos baños públicos”, agregó.

Ratifican denuncias

Después de que Amazon desmintiera el tuit, una serie de periodistas que cubren el sector laboral publicaron múltiples antecedentes que dejan mal parada a la compañía de Jeff Bezos, según recogió The Verge.

Uno de los que intervino fue el periodista inglés James Bloodworth, quien en 2018 publicó el libro Hired: Six Months Undercover in Low-Wage Britain, en el que relata su experiencia en empresas como Amazon. “Yo fui el que encontró la orina en la botella. Créame, sucedió”, publicó Bloodworth en su cuenta de Twitter.

Además de la evidencia que comenzó a surgir en la red social de micromensajería, el sitio estadounidense The Intercept publicó un informe en el que detalla que algunos conductores incluso se han visto en la necesidad de defecar en bolsas, un asunto del que la compañía sería consciente, según un correo electrónico de enero de 2021.

“Hemos notado un aumento recientemente de todo tipo de basura insalubre que se deja dentro de las bolsas: mascarillas usadas, guantes, botellas de orina”, se lee en el mensaje de un gerente de logística de Amazon.

Estos fueron otros de los antecedentes publicados en Twitter:

Peeing at Amazon – or not being able to – is an actual thing. Here's what workers told me. https://t.co/D0lp4pdQ5D https://t.co/eqFiS8WZbG pic.twitter.com/RVLOYezGvE

— Will Evans (@willCIR) March 25, 2021

my first response to this was to laugh because it’s such a ridiculous tweet but honestly, this is infuriating. here are the type of texts Amazon workers send me https://t.co/7hW5miBob8 pic.twitter.com/bENxlqzsPa

— Alex Press (@alexnpress) March 25, 2021

Amazon claims its workers don't pee in bottles; defenders say it's an urban legend. But these photos sent to me by a former driver for a former @amazon contractor called Synctruck in a California facility suggest strongly otherwise. https://t.co/hp4zCqOxRO pic.twitter.com/StHNvV9B1x

— Ken Bensinger (@kenbensinger) March 25, 2021

* Actualizada el 5 de abril con reconocimiento de Amazon.

Recomendaciones del editor