Amazon reconoce 20,000 casos de COVID-19 y desafía a rivales

A días de que se celebre el postergado Prime Day 2020, el gigante de las ventas minoristas Amazon reconoció que aproximadamente 19,816 de sus trabajadores podrían haberse contagiado  de COVID-19.

Amazon reveló un análisis de los datos de los 1,372,000 empleados de primera línea de Amazon y de Whole Foods Market en Estados Unidos, entre el 1 de marzo y el 19 de septiembre de 2020.

La cifra representa un 42 por ciento menos de los 33,952 casos que podrían haberse contagiado en el mismo período, de acuerdo a una comparación con datos de población general informadas por la Universidad Johns Hopkins.

La compañía de Jeff Bezos dijo que el resultado es parte de una serie de medidas adoptadas para detectar el COVID-19 entre sus colaboradores, como reunir a especialistas de distintas disciplinas y modificar más de 150 procesos, incluida la distribución de más de 100 millones de mascarillas.

¿Cifras optimistas?

Getty Images/Digital Trends Graphic

Amazon afirmó que las estimaciones eran “conservadoras”, ya que incluyó casos confirmados y presuntos, y porque las tasas reales de COVID-19 en la población general “son mayores que los recuentos oficiales.

“Por el contrario, los empleados de Amazon son examinados regularmente para detectar síntomas y cada vez se realizan más pruebas en el trabajo, independientemente de si muestran síntomas, para identificar casos asintomáticos”, afirmó la compañía.

Agregó que de todos modos “una prueba positiva no significa que alguien se haya infectado como resultado de su empleo en Amazon; estas personas pueden estar expuestas de muchas formas fuera del trabajo”.

Desafío a rivales

Amazon eliminará el plástico de sus envases
Junto con dar a conocer sus datos, Amazon también lanzó un desafío a sus rivales, como Walmart y otras cadenas de tiendas minoristas.

“Hemos decidido compartir públicamente las tasas de infección por COVID-19 entre los empleados de primera línea de Amazon, algo que pocas empresas y ningún otro minorista importante han hecho”, dijo la compañía.

Agregó que “esperamos que otras grandes empresas también publiquen sus aprendizajes detallados y tasas de casos porque hacerlo nos ayudará a todos. Este no es un campo en el que las empresas deban competir, es un campo en el que las empresas deben ayudarse entre sí”.

“Esta información sería más poderosa si hubiera datos similares de otros empleadores importantes para compararlos. La amplia disponibilidad de datos nos permitiría comparar nuestro progreso y compartir las mejores prácticas entre empresas e industrias”, añadió.

La compañía dijo que “desafortunadamente” no hay estándares para informar o compartir esta información. “Hay muy poca información comparable sobre las tasas de infección y las tasas de cuarentena disponible de otras empresas”, puntualizó.

Recomendaciones del editor