Planetas de diamantes: científicos prueban asombrosa teoría

Algunos planetas alejados del Sistema Solar podrían estar formados por diamantes, asegura un estudio publicado por investigadores de la Universidad Estatal de Arizona.

De acuerdo con los astrónomos, estos exoplanetas también podrían formar sílice, un óxido de silicio que se encuentra como cuarzo en la naturaleza.

“Estos exoplanetas no se parecen a nada a nuestro Sistema Solar”, dijo en un comunicado el autor principal, Harrison Allen-Sutter.

El científico explica que cuando se forman las estrellas y los planetas, lo hacen a partir de la misma nube de gas, por lo que su composición general es similar. Una estrella con una relación carbono-oxígeno más baja tendrá planetas como la Tierra, compuesto de silicatos y óxidos con un contenido de diamantes muy pequeño (el contenido de diamantes de la Tierra es de aproximadamente 0.001 por ciento).

Ilustración de un planeta rico en carbono con diamantes y sílice como principales minerales. El agua puede convertir un planeta de carburo en un planeta rico en diamantes. Shim / ASU / Vecteezy

Pero los exoplanetas alrededor de estrellas con una proporción de carbono a oxígeno más alta que nuestro sol tienen más probabilidades de ser ricos en carbono.

Los autores plantearon la hipótesis de que estos exoplanetas podrían convertir su abundante carbono en diamantes y silicatos, si el agua (que es abundante en el universo) estaba presente.

Para probar esta hipótesis, el equipo de investigación necesitaba imitar el interior de estos exoplanetas utilizando altas temperaturas y altas presiones. Para hacerlo, utilizaron celdas de yunque de diamante de alta presión en un laboratorio.

Primero, sumergieron carburo de silicio en agua y comprimieron la muestra entre diamantes a una presión muy alta.

Luego, para monitorear la reacción entre el carburo de silicio y el agua, llevaron a cabo un calentamiento con láser en el Laboratorio Nacional Argonne en Illinois, captando con rayos X como el láser calentaba la muestra a altas presiones.

Como predijeron, con altas temperaturas y presión, el carburo de silicio reaccionó con el agua y se convirtió en diamantes y sílice.

El estudio fue publicado en The Planetary Science Journal.

Recomendaciones del editor