Secretos del inicio de Game of Thrones: era todo ridículo

El éxito arrasador de Game of Thrones en HBO no estuvo exenta de un arduo camino al estrellato, con varios tropiezos iniciales y con dudas razonables de gran parte del elenco en los primeros capítulos.

Esto es lo que relata el libro Fire Cannot Kill a Dragon: Game of Thrones and the Untold Story of the Epic Series, que ha reseñado Entertainment Weekly.

La historia comienza en plena grabación y producción del piloto del primer capítulo en 2009, rodado en Irlanda del Norte y Marruecos.

Uno de los más escépticos fue Nikolaj Coster-Walldau quien encarnó a Jaime Lannister, y que comentó en esos primeros días que “nadie sabía lo que estaban haciendo o qué diablos era”.

“Durante la llegada del rey Robert, recuerdo que encontré todo ridículo. Lo absurdo de hacer este universo paralelo con estos hombres tan nobles. Es un equilibrio muy fino entre ser serio y creerlo, y ser solo cosplayers. Ciertamente, no había la sensación de que esto fuera a cambiar las reglas del juego para nadie. Pero nos divertimos mucho”, confesó.

Para Lena Headey, la implacable Cersei Lannister, todo parecía un show de variedades: “Parecía una corista de Las Vegas en el piloto [original]: pieles y cabello enorme, como una Dolly Parton medieval. No es que me esté quejando, me encantó. Mi cabello se descompuso”.

mejores series de HBO

Incluso, el autor del libro, George R.R Martin, contó una anécdota de esos primeros días: “Fui a Marruecos para la boda de Dany en el primer piloto. Interpreté a un noble Pentoshi con extensiones de barba y un sombrero enorme. Parecía un idiota, pero fue divertido”.

El productor David Benioff también compartió en este libro sus dudas iniciales: “Se lo mostré a mi cuñado y mi cuñada y solo vi sus reacciones. Al ver sus caras, se notaba que estaban aburridos. No fue nada de lo que dijeron. Estaban tratando de ser amables”.

Fire Cannot Kill a Dragon se publicará el 6 de octubre y ya está disponible para preordenar.

Recomendaciones del editor