¿Qué es un meme exactamente? Te contamos todo sobre este fenómeno

¡La comunicación en Internet avanza y no puedes quedarte atrás! Te explicamos qué es un meme y cómo usarlo

¿No sabes muy bien de qué va el asunto de los memes? Ese es en parte el punto. La cultura de Internet se está moviendo rápidamente, siempre está cambiando y mirar desde el exterior hacia lo más intrínseco de la red puede resultar completamente desconcertante y sin sentido. La comunicación interna se asemeja mucho a los jeroglíficos del pasado y hay que estar muy empapado en lo que acontece en la red para comprender todo. ¿Qué es un meme? Es una iconografía cultural que, como todas las formas de comunicación, evoluciona con quienes la usan.

Nadie puede afirmar que conoce o comprende cada uno de los memes que existen puesto que son son demasiado numerosos, demasiado variados y, a menudo, demasiado personales desde la perspectiva de quienes los crean y comparten. Pero lo que podemos hacer es aprender a interpretarlos, o al menos comprender de dónde vienen y cuáles son sus intenciones.

¿QUÉ TIENE UN MEME PARA SERLO?

Incluso aunque inicialmente los memes parecen imposibles de entender, es probable que hayas encontrado al menos uno a lo largo de los años que tiene sentido para ti. Si participaste en el Ice Bucket Challenge, o tienes una taza con el texto Keep calm en tu escritorio, se puede decir que has participado en un meme. Esos son los componentes clave de lo que hace que un meme sea un meme.

Si bien es difícil encontrar una definición absoluta de un meme, el término se asocia con mayor frecuencia a una imagen o video que retrata un concepto o idea en particular y se propaga a través de plataformas sociales en Internet. Este elemento se distribuye a gran velocidad a través de las redes sociales, foros, aplicaciones de mensajería instantánea e incluso webs de noticias. Las imágenes y los videos que transmiten el mensaje a menudo se modifican y se generan, convirtiendo la idea original en algo completamente diferente, o simplemente se publican con un nuevo título para retratar una forma alterada de la misma.

El contexto también puede tener un gran impacto en lo que significa un meme, o en lo relevante que es para el destinatario.

Sin embargo, sea cual sea el mensaje, un meme puede transmitir mucha más información que un simple texto por sí solo. De la misma manera que los emojis se han utilizado para transmitir ideas complejas sobre los estados de ánimo o emociones, un meme puede transmitir una idea compleja, un estado de ánimo o una comprensión compartida mucho más rápido que un mero texto.

DE LOS BEBÉS BAILARINES, AL MOMO CHALLENGE

Algunos investigadores datan el origen de los meme desde hace cientos de años, pero su interpretación moderna es considerada por la mayoría bajo el concepto acuñado por el biólogo evolutivo británico Richard Dawkins: este experto describió la idea de un meme en un libro publicado en 1976 -The Selfish Gen- como una entidad o idea cultural que se replica, evoluciona y se transmite de persona a persona. No podía saberlo en ese momento, pero ese término se usaría más adelante para describir un número infinito de permutaciones de diferentes frases, imágenes, sonidos y videos, todo difundido a través de Internet en un esfuerzo por compartir ideas y pensamientos de manera rápida y sucinta.

La mayoría recordaría el primer meme de la historia como el famoso bebé que baila (conocido como Baby Cha-Cha), ese célebre gif de un baile de bebés animado que se convirtió en un éxito viral en 1996. Este primer meme se compartió ampliamente a través de cadenas de correo electrónico y hasta apareció en programas de televisión populares como Ally McBeal. Sin embargo, no fue hasta la década de 2010 que los memes se convirtieron en un fenómeno cultural por derecho propio. Hoy son una de las principales formas en que las personas se comunican en línea, alcanzando millones de modificaciones las más populares.

Han sido tantos los memes a lo largo de la historia que resulta imposible cubrirlos en detalle, aunque eso sí, son increíblemente variados, siempre cambiantes e imposibles de calificar en una categoría clara y definida.

La velocidad de su intercambio y creación va en aumento por lo que intentar recordar o comprenderlos todos resulta una tarea imposible. Pero eso no significa que no podamos tratar de recordar los más importantes.

CÓMO INTERPRETAR UN MEME

Algunos memes son más fáciles de entender que otros. Los más fáciles se conocen como un meme de macro de imagen, que generalmente incluye alguna imagen expresiva y un bloque de texto; son enfáticos y están diseñados para ayudar a transmitir un estado emocional de una manera que sea fácil de entender. Representan una experiencia compartida entre el creador y el espectador.

Otros pueden ser un poco más difíciles de comprender, como Slender Man, que puede parecer aterrador o cinluso peligroso. Otros pueden ser extrañamente siniestros, haciendo referencia a un episodio particular de un programa de televisión o película que se emitió hace décadas. A menudo, los orígenes de tales memes pueden provenir de un contexto tan profundo que la interpretación de sus orígenes requiere una investigación dedicada.

Si quieres saber qué significa un meme puedes recurrir a Know Your Meme, You Should Have Seen This e incluso Wikipedia que te pueden ayudar a explicar de dónde viene un meme y cómo puede haber cambiado con el tiempo. En cualquier caso, los memes están en constante evolución y es difícil proteger a una persona del impacto del mensaje porque es algo totalmente personal.

La mayoría de los memes se hacen con el humor como objetivo y el impacto que tienen depende totalmente de cómo son vistos y usados ​​por aquellos que lo hacen. Si alguien que conoces está enviando o viendo memes que no entiendes, pídele que te lo explique. Incluso podrías hacer algo propio si te animas y puedes probar en sitios como ImgFlip y Meme Maker de Kapwing, un excelente lugar para comenzar.

Recomendaciones del editor